FANDOM


250px-Cystal Tower 6

Una de las muchas estructuras cristalinas que salpican el Recordatorio de las Almas y que los amos ideales usan para comunicarse.

Quotebg
"Benditos los amos, pues rememoran el pasado y abarcan el futuro."
El libro de la vida y la servidumbre.

Los Amos ideales son entidades misteriosas que gobiernan el Recordatorio de las Almas, controlando todos los aspectos de su realidad, de forma similar a la que un príncipe daédrico hace con su correspondiente plano de Oblivion.

Los amos ideales son un enigma para los habitantes de Tamriel, y sólo aquellos que hacen tratos con ellos o han visitado el Recordatorio de Almas saben de su existencia. La mayoría de las personas que hacen tratos con los amos ideales son engañados, y, posteriormente, sus almas robadas. Si bien hay teorías, el por qué anhelan las almas los amos ideales es desconocido.

DescripciónEditar

FormaEditar

Se especula con que los amos ideales no tienen una forma física y existen solamente como entidades incorpóreas. Cuando quieren relacionarse con los seres inferiores lo hacen a través de estructuras cristalinas colocadas en el Recordatorio de las Almas[1].

SustentoEditar

La debilidad de los Amos ideales es su hambre de las almas puras. Esta hambre se cree que es la razón de la existencia del propio Recordatorio de las Almas. A menudo los nigromantes tienden a negociar con los amos ideales para que les otorguen la capacidad de invocar poderosos guardianes no-muertos de una manera similar a la que los magos convocan un atronach o un daedra.

Sin embargo, los amos ideales son conocidos por engañar a cualquier persona que realiza un pacto con ellos, y a menudo condenan a la persona a vivir en el Recordatorio de las Almas para siempre.[1]

InteraccionesEditar

Amo Ideal Battlespire

Representación de un amo ideal en An Elder Scrolls Legend: Battlespire.

En An Elder Scrolls Legend: Battlespire, el jugador debe hablar con los amos ideales en orden de que le ayuden a derrotar a las fuerzas de Mehrunes Dagon. Uno de los amos enseñará al jugador a utilizar las Puertas de Esmeralda y llegar al reino de Sombra Peligrosa.

DurnehviirEditar

En algún momento de la historia, los amos ideales pidieron a Durnehviir que custodiara el Recordatorio de las Almas hasta que Valérica muriera. Durnehviir, sin saber que ella era una vampiresa y, por tanto, inmortal, aceptó y acabó condenado a custodiar el Recordatorio de Almas para la eternidad.

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 Diálogo con Valérica.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.