FANDOM


La Batalla del Anillo Rojo fue una batalla que tuvo lugar durante la Gran Guerra. Esta batalla fue librada por las fuerzas del Dominio de Aldmer y la Legión Imperial en el Camino del Anillo Rojo.

Preludio Editar

La Gran Guerra iba en su 5 año, las fuerzas de lord Naarifin y Tito II sufrieron muchas bajas en el Saqueo de la Ciudad Imperial[1]. Pero Tito Mede II logró reunir a mas legionarios y con la ayuda del general Jonna y las tropas de Deciano venidas tras la Batalla de Skaven se preparó una ofensiva para retomar la Ciudad Imperial, en el 175 CE[1].

Batalla Editar

En el trigésimo día de mano de lluvia, comenzó la sangrienta batalla del anillo rojo cuando el general Deciano cayó sobre la ciudad desde el oeste, mientras que los legionarios del general Jonna avanzaban hacia el sur a lo largo del Camino del Anillo Rojo. En un asalto de dos días, el ejército de jonna cruzó el Valle de Nibenay y avanzó hacia el oeste, intentando incorporarse con las tropas de Deciano para rodear así la Ciudad Imperial. El ataque de Deciano cogió por sorpresa a lord Naarifin, que muchas unidades Thalmor fueron masacradas en un choque brutal. Mientras las tropas de Jonna se enfrentaron a una enconada resistencia cuando los Thalmor contraatacaron desde Bravil y Skingrad[1]. Los heroicos legionarios nórdicos resistieron con fiereza, los demoledores ataques Thalmor, que provocaron grandes bajas en cada bando. Para el quinto día de batalla, el ejército Thalmor de la Ciudad Imperial se encontraba rodeado Tito Mede II dirigió el asalto desde el norte, capturando personalmente a lord Naarifin. Se rumorea que el emperador empuñó la famosa Espada de Fuego aunque esto nunca ha sido confirmado oficialmente por el gobierno Imperial. Un intento de los Thalmor por romper el asedio a la ciudad hacia el sur fue bloqueado por el inquebrantable escudo formado por las legiones del general Jonna unidas[1].

Al final, el principal ejército Thalmor en Cyrodiil fue completamente destruido, pero en el bando de la Legión Imperial los muertos se contaban por miles, era más el numero de muertos que heridos. La decisión del emperador de retirarse de la Ciudad Imperial en el 174 CE fue sangrientamente justificada[1].

Curiosidades Editar

  • Esta batalla está rodeada de unas cuantas leyendas. Una de ellas dice que el emperador Tito II empuñó la Espada de Fuego durante la batalla.
  • Otras se centran en torno a la muerte de Lord Naarifin. Hay relatos en los que se cuenta que fue colgado de la Torre Blanca y Dorada durante 33 días antes de ser retirado por un daedra alado[1].
    • Aunque esto es desmentido en la campaña principal de The Elder Scrolls: Legends, en la cual se ve que El héroe olvidado suplantó al Emperador en la batalla y derrotó a lord Naarifin mandándolo a Oblivion.

Consecuencias Editar

Esta fue la última batalla importante que se produjo durante la Gran Guerra. Acto seguido, el Imperio firmó el Concordato Blanco y Dorado, poniendo así fin a la guerra en favor del Dominio de Aldmer. Algunos toman esta batalla como prueba de que el Imperio podía soportar la lucha contra el Dominio, y deberían haber seguido adelante, mientras que otros argumentan que la batalla agotó casi totalmente sus recursos. De cualquier manera, fue clave para el desenlace de la guerra[1].

Apariciones Editar

Referencias Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.