FANDOM


La Capilla de Auri-El es una serie de templos localizados en el aislado Valle Olvidado de Skyrim. Antiguamente servía como el epicentro de la religión de los elfos de las nieves y principal lugar de culto de Auri-El.

TrasfondoEditar

Estos templos fueron construidos por los elfos de las nieves a principios de la Primera Era para proporcionar refugio a aquéllos que desearan llegar a la iluminación. Los peregrinos que realizaban este viaje eran conocidos como iniciados.

Existían otros templos dedicados a rendir culto a deidades como Trinimac, Syrabane, Jephre o Phynaster, pero ninguno de ellos era tan grande como la Capilla de Auri-El.

ErmitasEditar

Las ermitas localizadas por todo el Valle Olvidado jugaban un rol fundamental en el peregrinaje. Representaban los pasos que los iniciados debían tomar en su camino hacia la iluminación total. Se cree que la magia utilizada para construirlas es anterior a la Primera Era.

Los sacerdotes de Auri-El, conocidos como prelados, guardaban estas ermitas. Ellos eran los responsables de enseñar los mantras de Auri-El a los iniciados. El rito seguido por los peregrinos para alcanzar la iluminación consistía en viajar a cada una de las ermitas y llenar una vasija con el agua de cada ermita. Cuando el peregrinaje se completara, los iniciados deberían ir al sanctasanctórum del Valle Olvidado y verter el contenido de la vasija en el pedestal sagrado para tener acceso al templo y una audiencia con el archicoadjutor.

GenocidioEditar

Tras la guerra con los atmoranos de la Primera Era, los elfos de las nieves se vieron obligados a pedir protección a los elfos de las profundidades. La condición que impusieron los dwemer para proteger a los elfos de las nieves fue que éstos debían perder la vista. Aunque hubieron pequeñas facciones de disidentes que se negaron a colaborar, finalmente los elfos de las nieves aceptaron la propuesta de los dwemer. Poco tiempo después, los dwemer liberaron una toxina que dejó ciegos a los elfos de las nieves y que les hizo degenerar poco a poco en los salvajes falmer.

Con el tiempo, los falmer salieron a la superficie, descubrieron la Capilla de Auri-El y masacraron a los pocos supervivientes que quedaban. Los únicos dos elfos de las nieves que resistieron los ataques de los falmer fueron el archicoadjutor Vyrthur y el paladín Gelebor.

InteraccionesEditar

The Elder Scrolls V: DawnguardEditar

Tocando el cieloEditar

El Sangre de Dragón llega al Valle Olvidado durante esta misión de The Elder Scrolls V: Dawnguard para recuperar el Arco de Auriel y evitar que se cumpla la Tiranía del Sol.

Para ello, deberá completar el peregrinaje a las ermitas, entrar al sanctasanctórum y asesinar al archicoadjutor.

GaleríaEditar

AparicionesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.