FANDOM


G letterHARTOK
Q letterue el propietario de la cuarta llave conozca pues lo esencial: el mundo terreno estuvo, una vez, en manos de unos tiranos, unos reyes crustáceos. Aunque cada uno tenía su dominio, luchaban una guerra sin par para definir sus fronteras y esclavizar los océanos. Eran afines a los tótems arcaicos, aunque mostraban un cariz más malvado y contaban con poderes profanos y burlones. Todo ser vivo conocía el sufrimiento de los crustáceos.


L letteros Magna Ge, jubilosos en el paraíso y a quienes ofrezco mi alma por su intervención, crearon a Mehrunes en secreto, en las mismas entrañas de Lyg, el Advenedizo que desapareció. Aunque provenían de aguas distintas, los Ge compartían un mismo propósito: crear un príncipe de bien, que se les asemejara de cierta forma, para imbuir en él el valor más preciado y escaso de Oblivion: la esperanza.


E letterternamente recito desde el paraíso: Mehrunes el castigador de ladrones, Mehrunes el cuerpo de Dios, Mehrunes el de brazos rojos que se levantó. ¡Nu-mancia! ¡Libertad!


E lettersos días volverán. ¡No lo dudéis, mis novicios! Así como Mehrunes se arrojó contra Lyg y quebró su rostro para liberar a todos los océanos: los diecinueve, los nueve y los otros nueve, hará lo propio con la corona de serpiente de los cyrodílicos y la federación creada.


D letterurante esos días todo cambiará, como lo hizo antaño. La palabra mágica Nu-Mancia levantó a la rebelión y echó abajo las torres de CHIM-EL GHARJYG. Los templarios del Advenedizo fueron degollados y su sangre salpicó como gotas de rocío desde las cumbres hasta los abismos. Los esclavos con rostros maníacos utilizaron cadenas y dientes contra sus carceleros y la esperaza se inflamó.


E letterl amanecer escucha, mi señor. ¡Qué Aurbis sepa ser libre! ¡Mehrunes ha venido! ¡Ya no habrá yugo, sino libertad!


L letteros soles se levantaron conforme tus legiones emprendían el camino de Lyg al interior helado, una legión por Ge. Kuri fue destronado, así como Djaf. Horma-Gile fue aplastado con sal fría y recibiría el nombre de Hor por siempre; y así volverá a ser en la era de los portales.


B letterajo el fango, Malbioge fue aniquilado, y en la antigua ciudad de las cadenas, una extraña calidez resurgió y la hizo libre. Galg y Mor-Galg fueron derrotados a la vez y en una sola noche; y así volverá a ser en la era de los portales.


S letterolo aflicciones encontró en el pozo NRN y siete maldiciones cayeron sobre los crustáceos, ¡los vermae NI-MOHK! La cruzada será como la creación de mi señor. Sigue el camino de los Ge y haz tu voluntad, sin más cadenas que tu propia conciencia. Gente de Aurbis, sabed que vuestro infierno se acaba, y load a Nu-mancia que trae libertad.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.