FANDOM


La Conquista de la Ciénaga Negra fue una guerra de veintiséis años que ocurrió en Argonia, desde principios del 2811 PE hasta el 2837 PE como resultado de los avances de Imperio Remanen la región.[1] La guerra se divide en tres campañas imperiales distintas, la primera de las cuales fue dirigida por el general Augurius Bucco,[2] la segunda por Regulus Sardecus, [3] y la tercera por Lucinia Falco. Aunque el objetivo principal de la guerra permaneció inalterado durante sus casi tres décadas de duración, cada campaña usó estrategias y acontecimientos radicalmente diferentes.[1]

Preludio Editar

La conquista se produjo tras siglos de numerosos ataques por parte de bandidos y piratas acontecidos en la Bahía de Topal. Entre los pillajes mas célebres se encuentran los llevados a cabo bajo el liderazgo del rey pirata Bramman el Rojo. La Armada Imperial tras muchas batallas contra piratas descubrieron la ruta de escape de Bramman y lo siguieron por un río estrecho hasta cerca de la ciudad de Rosa Negra. Allí lucharon contra él y le llevaron la cabeza a la emperatriz Hestra. Pero aún quedaban mas grupos de bandidos y piratas que siguieron robando y atacando durante siglos. La alternativa era invadir Ciénaga Negra para erradicar el problema, comenzando una larga campaña de conquista de Argonia, en el 2811 PE liderada por Reman II.

Primera campaña Editar

La primera campaña comenzó en el 2811 PE. La cuarta legión, dirigida por el joven y popular comandante Augurios Bucco, obtuvo varias victorias exitosas al principio, incluyendo el triunfo en la Batalla de Argonia. Esto alentó al Imperio a lanzar una invasión a gran escala de la provincia ese mismo año, marchando mas allá, hacía el interior más congestionado y pantanoso.[2] Sin embargo, la cuarta legión, pronto se encontró con numerosos problemas. Puesto que estaban acostumbrados a luchar en otros terrenos planos, los legionarios tuvieron dificultades para defenderse de sus enemigos argonianos, que realizaron emboscadas sangrientas contra las patrullas imperiales en la zona, pero ese no era el único problema. [4] Pronto una rara enfermedad se extendió rápidamente entre las fuerzas imperiales y fue la principal causa de muerte en la primera campaña, matando a casi la mitad de los legionarios.[5] [6] Mientras que las guerrillas argonianas lograron derrotarlos con facilidad, el equipo pesado de la legión era de poco uso en la selva. Su armadura tendía a oxidarse como resultado de la humedad del aire, y enormes cantidades de barro dificultaban el avance a los soldados en gran medida aferrándose a sus botas y escudos. Al final del 2812 PE, estos obstáculos finalmente condujeron a gran parte del ejército imperial simplemente a no llevar sus corazas más pesadas y grebas, lo que les dejó con más margen de maniobra en combate, pero significativamente menos protegidos. Además, las tácticas de batalla imperial tradicionales resultaron inútiles, ya que no había forma de mantener efectivamente las cohortes organizadas de soldados en la desordenada geografía de Ciénaga Negra. Los grupos se dividían con frecuencia y la cadena de comando perdía el mando durante el combate, lo que permitía a las guerreros argonianos ganar con facilidad a las patrullas imperiales. Pronto siguió la insubordinación y la falta de moral entre los legionarios. [4]

En el 2816 PE, exceptuando a seis cohortes de toda la cuarta legión habían perecido. El general Bucco solicitó refuerzos desde Cyrodiil para construir una carretera asfaltada que se llamaba Camino de Reman, o más tarde Camino de los Pantanos para auxiliarles. Los propósitos exactos del camino eran equívocos, aunque de haberse terminado lo más probablemente es que hubiera sido utilizado para mover provisiones y soldados más rápidamente. Sin embargo, debido a las constantes avalancha de ataques de los argonianos, a la poca capacidad defensiva y las malas condiciones de trabajo, el proyecto nunca estuvo más que medio acabado. [5]

En el 2820 PE, cuatro años después la "locura de Bucco" [5] con el intento fallido de construcción de carreteras, la cuarta legión había sido casi totalmente exterminada, a excepción de unos 350 exhaustos legionarios. El propio Bucco incluso casi es destituido del mando por un motín, tras lo cual comprendió plenamente el fracaso de sus esfuerzos y ordenó al ejército imperial retirarse de las partes más internas de Ciénaga Negra. Una marcha de diez días llevó al resto de la legión a la antigua pirámide argoniana de Xi-tsei, donde Bucco tenía la intención de que sus hombres descansaran por un tiempo y luego regresaran a Cyrodiil. Sin embargo, los argonianos los pudieron alcanzar rápidamente y el 14 de Última semilla aniquilaron por completo a los pocos soldados que quedaban vivos y al propio Bucco.[3]

Segunda campaña Editar

Como resultado del fracaso catastrófico que fue la campaña de Augurius Bucco en Ciénaga Negra, el Consejo Imperial seleccionó a Regulus Sardecus como el nuevo general de la cuarta legión, que fue reconstruida con nuevos legionarios.[3] Mientras que Bucco no tenía relativamente experiencia en combate antes de la guerra, el general Sardecus había participado en innumerables batallas durante su carrera militar y era altamente valorado.[7]La estrategias de guerra de Sardecus en los pantanos de Ciénaga Negra era infinitamente más adecuada para el clima y el terreno que como fue la de Bucco. Los soldados imperiales recibieron instrucciones de usar un cuero acolchado más ligero y menos constrictivo en lugar de una típica armadura imperial de metal pesado para combatir el calor y la humedad feroz de la región. Algunos argonianos no hostiles fueron consultados sobre los mejores métodos para aprovechar los recursos de la selva, y estos adiestraron a los grupos de soldados a operar en relativa independencia debido a la constante fractura del ejército para aumentar la eficiencia y la moral de los soldados. Sin embargo, lo que se le dio a la legión de Sardecus fue el uso de la diplomacia con otras tribus argonianas, las cuales podrían ser sobornadas y convencidas de luchar al lado de los imperiales. Forjando alianzas con varias tribus nativas como los Archeins y los Shoss-kaleel, Sardecus fue capaz de casi triplicar sus fuerzas y recuperar todo el territorio antes perdido en el año 2823 PE .[7]

Sardecus desarrolló una estrategia única para combatir el terreno hostil de Ciénaga Negra. Mientras que Bucco y sus legionarios se habían centrado principalmente en combatir simplemente a los argonianos, no se les había ocurrido que la mayor ventaja de los argonianos contra ellos era el uso del terreno. Sardecus, sin embargo, se dio cuenta de que podía paralizar las fuerzas argonianas al lanzar simultáneamente ataques y usar el terreno en su contra.[6]

Esta estrategia funcionó excesivamente bien hasta que Elissia Mallicius propuso incendiar una turbera en las cercanías de la ciudad de Fuertormenta, al norte. Aunque no existía ninguna razón para creer que tuviera efectos graves, la turbera en cuestión formaba parte de una red subterránea masiva interconectada de túneles, que se incendiaría a causa de ello. Como resultado, se registraron incendios espontáneos en toda Ciénaga Negra, incluso lejos de Stormhold, en ciudades como Gideon y Remanso, al suroeste de la provincia, sintieron los efectos y esto terminó produciendo un incendio masivo en toda Ciénaga Negra. El historiador Valenca Arvina describió los incendios como: "Un infierno de turbas en llamas". Gases nocivos destruyeron completamente el ambiente del pantano y miles de soldados de ambos lados sucumbieron a los efectos de lo que se llamaría la Gran Quemadura del 2828 PE, que duró hasta por lo menos el 2831 PE.[6]

El general Sardecus finalmente ordenó un retiro completo de la provincia para evitar un mayor número de bajas. Sin embargo, antes de regresar a la Ciudad Imperial, murió de una herida infectada. El origen de esta herida es, como muchas otras cosas en esta guerra, discutible.

Tercera campaña Editar

La tercera campaña quedo al mando del último general, Lucinia Falco, lideró la cuarta legión aproximadamente el 2833 PE. Toda su carrera militar había transcurrido en Ciénaga Negra durante la conquista, ella misma había luchado en la Batalla de Argonia más de veinte años antes. Tomó la misma estrategia de Sardecus reclutando a piratas y bandidos para luchar a su lado contra los argonianos. Falco también subdividió sus tropas en pelotones muy pequeños pero extremadamente efectivos llamados "cinturones rojos" cada uno dirigido por oficiales que ya tenían una experiencia significativa en esta guerra. Estos grupos fueron capaces de controlar la mayor parte de la zona occidental de Ciénaga Negra con relativa facilidad, pero cuando llegaron a las partes más profundas su avance se vió ​​extremadamente retrasados por el terreno una vez más. Además, debido al pequeño tamaño de estos pelotones, mucho territorio anteriormente conquistado fueron rápidamente recuperado por los argonianos. El conflicto se convirtió en una sangrienta y aterradora guerra de guerrillas hacía el 2837 PE.[1]

Consecuencias Editar

El conflicto terminó abruptamente y sin una declaración oficial de paz a finales del 2836 PE debido en gran parte a las luchas internas tribales entre los argonianos, y algunas decidieron dejar de luchar hacía el 2837 PE, el Imperio tomó las partes occidentales y sur de Ciénaga Negra.[1] Poniendo fin a la conquista, aunque los ataques de guerrillas siguieron durante años y la esclavitud comenzó a ser un negocio para los dunmer, quienes llevaron esclavos argonianos a Morrowind.

Curiosidades Editar

  • Hay cierta confusión con respecto a lo que ocurrió en la pirámide Xi-tsel esa noche. La legión fue ciertamente derrotada allí, pero algunas fuentes afirman la existencia de más de un centenar de cuerpos desaparecidos, cuya suerte es actualmente desconocida.
  • Mientras Sardecus murió oficialmente por una infección de una herida de batalla, sus soldados no estaban completamente convencidos de que esa era la verdad. El historiador Valenca Arvina incluso sugirió que los Escamas sombrías, un grupo de asesinos argonianos altamente entrenados, podrían haber tenido algo que ver con su muerte.
  • El misterio completo detrás del "inexplicable" fin de la guerra es desconocido, pero los historiadores generalmente coinciden en que, además de las luchas internas de los argonianos, también tenía algo que ver la relación de los argonianos con los hist.

Referencias Editar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 La Guerra de las Aguas Negras, vol VII
  2. 2,0 2,1 La Guerra de las Aguas Negras, vol I
  3. 3,0 3,1 3,2 La guerra de las Aguas Negras, vol IV
  4. 4,0 4,1 La guerra de las Aguas Negras, vol II
  5. 5,0 5,1 5,2 La guerra de las Aguas Negras, vol III
  6. 6,0 6,1 6,2 La guerra de las Aguas Negras, vol VI
  7. 7,0 7,1 La guerra de las Aguas Negras, vol V
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.