FANDOM


Heart of Lorkhan

El Corazón, como se ve en The Elder Scrolls III: Morrowind.

Quotebg
"Pero cuando Trinimac y Auriel intentaron destruir el Corazón de Lorkhan, este se rió de ellos y dijo: "Este Corazón es el corazón del mundo, pues uno se hizo para satisfacer al otro". Entonces Auriel ató esa cosa a una flecha y la hizo volar hacia el horizonte por encima del mar, donde ningún aspecto del nuevo mundo podría encontrarla jamás."
El monomito

El Corazón de Lorkhan era un artefacto aédrico oculto bajo la Montaña Roja durante la Era del Amanecer.

HistoriaEditar

Era del AmanecerEditar

La mayor influencia que Lorkhan tenía sobre Nirn era su Corazón; el cual le fue arrebatado por el resto de dioses tras crear el mundo. Fue escondido en las profundidades del mundo, con el fin de que no fuera encontrado jamás.[1]

Primera EraEditar

En algún momento sin concretar de la Primera Era, los dwemer encontraron el Corazón cuando excavaban bajo la Montaña Roja. Kagrenac, el arquitecto tonal jefe, empezó a investigarlo y experimentar con él. Concibió tres herramientas llamadas Afiladura, División y Guardamano Espectral; que fueron creadas exclusivamente para extraer el infinito poder del Corazón. Con la fuerza extraída del artefacto los dwemer construirían el Numidium.[2]

El plan de los dwemer se vio interrumpido por Indoril Nerevar, sus lugartenientes (Almalexia, Sotha Sil, Vivec y Voryn Dagoth) y una enorme hueste de chimer. Nerevar y Dagoth lucharon contra Kagrenac y el rey de los dwemer en la cámara del corazón ubicada bajo la Montaña Roja pero, cuando los dwemer estaban a punto de caer en combate, Kagrenac utilizó las herramientas en el Corazón y los dwemer desaparecieron misteriosamente.[3]

Tras esto, Nerevar entregó las herramientas a Voryn Dagoth (quien había solicitado que fueran destruidas) y se reunió con sus lugartenientes. Acordaron mantener las herramientas, pero no utilizarlas. Al regresar a la cámara del corazón; descubrieron que Dagoth se había vuelto loco y se negaba a renunciar a las herramientas. Nerevar y Dagoth lucharon y Dagoth fue derrotado y obligado a renunciar a los poderosos artefactos.[2]

Este giro de los acontecimientos preocupó a Nerevar y decidió acudir al príncipe daedra Azura para pedirle consejo. Sin embargo, sus propios lugartenientes le asesinaron durante la realización del ritual. Azura maldijo al Tribunal por sus actos y juró utilizar sus poderes para resucitar a Nerevar. Tras esto, transformó a los chimer en los dunmer.[4]

El Tribunal empezó a utilizar las herramientas de Kagrenac y se convirtieron en dioses vivientes. Descubrieron que Voryn Dagoth (Dagoth Ur) todavía seguía vivo y que estaba ligado al Corazón de una forma muy poderosa, absorbiendo gran parte de su poder. Intentaron detenerlo, pero Dagoth Ur los derrotó y perdieron el control sobre las herramientas Afiladura y División.

Con el tiempo el Tribunal se debilitó mucho, mientras que Dagoth Ur se volvió cada vez más y más poderoso. Su influencia desapareció y su poder se veía mermado por sus intentos de derrocar a Dagoth Ur.

Tercera EraEditar

A finales de la Tercera Era, y tal como había predicho Azura, Nerevar se reencarnó. Tras muchas adversidades, se enfrentó a su antiguo enemigo utilizando las propias herramientas, segando el nexo que le unía al Corazón y destruyendo a Dagoth Ur.[5]

Cuarta EraEditar

El Corazón de Lorkhan es mencionado por Séptimo Signo y Wylandriah durante la Cuarta Era.[6][7]

En el mismo período de tiempo, unas extrañas rocas conocidas como corazones de piedra aparecieron en la isla de Solstheim tras la erupción de la Montaña Roja. Se cree que tienen relación con el Corazón.[8]

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.