FANDOM


Artículo principal: Libros (Shivering Isles)

LocalizacionesEditar

ContenidoEditar

Para mi gran amigo y colega Venristwie, protector de las criaturas de todos los reinos.

A pesar de que mi primera educación consistía en un exhaustivo estudio de todas las formas de vida animal, nada me preparó para las sorpresas que he desvelado al explorar Shivering Isles durante la Gran Expedición. Aunque he vivido aquí toda mi vida, es ahora cuando estoy descubriendo lo únicas y maravillosas que pueden llegar a ser las criaturas de las islas.

En la expedición recorrimos durante seis años todos y cada uno de los rincones de las islas para intentar categorizar la fauna indígena y registrar esta información para la posteridad y la ciencia. En los párrafos que siguen, he puesto todo mi empeño en describir cada criatura con todo detalle. Debe tenerse en cuenta que la consecución de esta información costó muchas vidas y este trabajo debería considerarse la referencia más completa y definitiva de su clase.

BaliwogEditar

Los baliwog son unas criaturas acuáticas extremadamente feas que frecuentan los lagos, ríos y ciénagas de Shivering Isles. Aunque los baliwog, o “wog” como los llaman algunos lugareños, caminan sobre sus cuatro patas, en ningún momento han de tomarse por estúpidos o dóciles. Un baliwog adulto plenamente desarrollado puede propinar un terrible golpe con sus garras o un mordisco mortal con sus afilados dientes de cuchilla. Esta bestia no resulta mortífera por el daño real que puede provocar, sino por las horribles enfermedades que parece dar lugar. También hay que constatar la asombrosa habilidad del baliwog para regenerarse cuando se sumerge en agua. Según se desprende de nuestras observaciones, lo mejor es evitar a estos animales, aunque se rumorea que algunos portan perlas perfectas en sus cuerpos, a pesar de que se desconoce por qué las ingieren o qué utilidad aportan éstas a las criaturas.

ÉlitrosEditar

Los élitros son enormes criaturas similares a insectos, autóctonas de muchas de las islas. A pesar de que existe una gran diferencia de color entre la variedad del norte (Manía) y la del sur (Demencia), son sorprendentemente parecidas en sus patrones de comportamiento y su estructura física. Los élitros entrañan una grave amenaza para el viajero ocasional, ya que cuentan con dos interesantes mecanismos que los ayudan en combate. El primero es su asombrosa habilidad para bloquear ataques con armas. En mis observaciones, he podido deducir que utilizan sus antenas como un sistema de prevención con el que detectan los ataques que se les lanzan, tanto de espadas como de flechas. La antena envía una señal a su cerebro e, instintivamente, alzan sus armas de bloqueo. Su segunda habilidad es el veneno natural de su aguijón. Se trata de un veneno engañoso, ya que su efecto inicial es bajo, pero su naturaleza mortal se deriva de su duración. Al no constatarse su presencia, dicho veneno puede matar a un hombre medio en cuestión de unas horas. El veneno de la matrona élitra resulta especialmente mortífero, ya que puede durar mucho más que el de las variedades inferiores de esta criatura.

Atronach de carneEditar

Los atronach de carne, una de las criaturas más inusuales de las islas, parecen un conglomerado de piel y músculos cosidos y adornados con símbolos místicos y un collar de hierro. Aunque no se sabe si el creador de esta criatura fue Sheogorath o algún otro príncipe daédrico, resulta obvio que su intención era utilizarlos como guardianes. Los atronach de carne suelen habitar en ruinas subterráneas y defienden las zonas que se les han encomendado hasta la muerte. Una característica visual única de esta criatura son los puntos de energía ubicados por todo su cuerpo. Estas zonas de color parecen brillar con una luz interior y denotan el poder del atronach. En este sentido, y ordenados de menor a mayor magnitud, pueden existir atronach amarillos, morados y rojos. La función de estos puntos sigue siendo un misterio pero, basándome en mis observaciones, sospecho que son una especie de glándulas amortiguadoras de magia. Como suponía, los atronach de carne son completamente inmunes a las enfermedades y el veneno, así como altamente resistentes al fuego y la escarcha. La magia de descarga parece afectarles negativamente, y ésta debe de ser su mayor debilidad. Las variedades morada y roja también parecen poseer habilidades mágicas innatas, incluyendo curación y bolas de fuego.

GnarlEditar

La criatura más extraña de todas es, probablemente, el gnarl o "árbol andante", como también se le llama. Al igual que los élitros, esta planta animada puede encontrarse prácticamente en todos los rincones de las islas. Los gnarl son una creación realmente singular de Sheogorath, y cuentan con la asombrosa habilidad de poder utilizar la magia que se les lanza y aprovechar esa energía para reforzar su propia defensa. Cuando se les alcanza con fuego, escarcha o relámpago, los gnarl aumentan su tamaño físico y se hacen resistentes a ese elemento durante un breve espacio de tiempo. Curiosamente, ahí es donde reside la vulnerabilidad de los gnarl. Mientras se resisten al elemento con el que se les ha alcanzado, los gnarl se vuelven vulnerables al resto de elementos. Nuestro guía durante la expedición nos lo demostró atacando a un gnarl con una flecha de llamas, a continuación con una de escarcha, después otra vez con una de llamas y así sucesivamente.

GrumitasEditar

Los grumitas representan la única criatura nativa capaz de empuñar armas en Shivering Isles. Estos primitivos humanoides, que nacen en el agua, están organizados en un sistema tribal, aunque no está claro a quién o qué rinden pleitesía. Lo lógico sería asumir que los grumitas adoran a Sheogorath, su creador, pero sus tótems religiosos no se asemejan al Gran Lunático. Se sabe que están estructurados en una sencilla jerarquía que incluye un chamán y un jefe, quienes parecen dirigir al resto. Los grumitas también dominan el arte de los hechizos, hecho que se pone de manifiesto en el mago grumita, que puede resultar tremendamente letal. Curiosamente, los grumitas poseen un mecanismo de defensa similar al de los baliwog: cuando se les sumerge en agua, los grumitas pueden regenerar la carne dañada. A diferencia de los baliwog, el poder de regeneración también se extiende a la lluvia, lo que les convierte en un enemigo temible en días lluviosos. Esta habilidad de curación acuática me lleva a la conclusión de que los baliwog y los grumitas están relacionados de algún modo, pero ni siquiera mis exhaustivos estudios han sido capaces de descubrir una conexión sólida.

TragonesEditar

Si alguna criatura puede reflejar el lado oscuro de Sheogorath, ese es el tragón. Se trata de criaturas daédricas de nacimiento cuya función aquí en las islas es la de servidores o guardianes. Se recomienda no molestar a los tragones, pues cuentan con una velocidad superior y unos reflejos de relámpago, junto con su habilidad principal de consumir la fatiga de su víctima. El mejor consejo que puedo dar si alguien se encuentra con esta horrible criatura es intentar evitarla o matarla cuanto antes. Y no hay que confiarse, pues se rumorea que existe una magia de conjuro capaz de invocar tragones y lanzarlos contra los enemigos del que invoca.

FlagelosEditar

Los flagelos son otras criaturas acuáticas autóctonas de Shivering Isles. De apariencia sorprendentemente similar a un baliwog erguido, los flagelos cuentan con espinas dorsales y unos grandes apéndices con aletas. Estas criaturas suelen resultar bastante aterradoras y avanzan despacio en pos de su presa. No debe confundirse su velocidad con una debilidad, ya que los flagelos atacan dando un increíble salto, lo que les permite golpear a sus víctimas desde una distancia sorprendente. Otro aspecto que comparten con los baliwog es el hecho de que su mordedura o sus garras pueden transmitir enfermedades a sus víctimas. Se recomienda atacar a estas criaturas desde una distancia extrema con hechizos o misiles, ya que pueden resultar tremendamente feroces en las distancias cortas.

ArrastradosEditar

Los arrastrados parecen ser una especie de estructura no muerta compuesta de huesos y amarrada con alambre o trozos de tela. Por extraño que parezca, los huesos de su estructura no parecen estar relacionados. Pueden tener cráneos por rótulas o fémures por brazos, por citar sólo algunos ejemplos. Los arrastrados pertenecen a los no muertos, pero persiguen a sus víctimas como un depredador acosa a su presa. Como sus huesudos hermanos no muertos, los arrastrados son totalmente resistentes a las enfermedades, el veneno y la parálisis; sin embargo, poseen una resistencia única a cualquier magia de escarcha. Además, cuando mueren, los arrastrados explotan en una espectacular lluvia de escarcha. Esta habilidad parece haber sido añadida por su creador como un interesante mecanismo de defensa definitivo. No supe de esta facultad hasta que perdimos a uno de nuestros mejores guías cuando su martillo dio el golpe final a un arrastrado. Si se tiene la intención de combatir a estas criaturas no muertas, hay que asegurarse de llevar protección contra escarcha o de destruirlas a distancia.

Canes de pielEditar

Estas repugnantes bestias no muertas suelen encontrarse en el interior o los alrededores de las ruinas que salpican las islas. Los canes de piel son extremadamente rápidos y ágiles y tienen un ansia insaciable de comer carne. Al igual que los atronach de carne, no parecen ser más que piel y músculos cosidos rudimentariamente, pero no puedo asegurar que procedan de invocaciones o se construyan. Los canes de piel no son adversarios que se puedan tomar a la ligera; les caracteriza un increíble ataque de carga invisible que no difiere del de un fantasma, una resistencia limitada a la escarcha y una completa inmunidad a la enfermedad y el veneno. La debilidad de esta bestia es el fuego. No parecen lo suficientemente inteligentes como para que los asuste, pero es un medio muy eficaz para librarse de ellos rápidamente.

A pesar de que este trabajo sólo trata los aspectos de estas criaturas relacionados con el combate, creo que reviste una importancia fundamental para cualquier viajero que se adentre en los confines de Shivering Isles. En futuros trabajos, me aproximaré a otros aspectos de estas criaturas como la reproducción o la creación, sus orígenes mágicos e incluso algunas deliciosas recetas que he descubierto en mis viajes. El mejor consejo que puedo dar a quien decida recorrer los caminos de Shivering Isles es permanecer siempre preparado y alerta. Conocer al enemigo puede representar la diferencia entre una muerte espantosa y la supervivencia.

AparicionesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.