FANDOM


TES Online Dark Anchor Imperial City

Anclas oscuras alrededor de la Ciudad Imperial.

La Fusión de planos fue una masiva invasión daédrica de Tamriel llevada a cabo en el año 582 SE, durante el Interregno. El príncipe daedra Molag Bal utilizó sus anclajes oscuros, enormes máquinas interdimensionales daédricas, en un intento de arrastrar a Nirn de Mundus hacia su propio reino de Puerto Gélido. La importancia de este suceso en la historia de Tamriel es comparable a la de la Crisis de Oblivion.

Finalmente fue impedido por las fuerzas de Meridia y los Ocho Divinos.

Trasfondo Editar

Rebelión de Varen Editar

En los años inmediatamente anteriores al Estallido de almas, el emperador Leovic, de la dinastía de los Hombres de la Cuenca de corta duración conocida como los emperadores Casa Larga, legalizó el culto daédrico durante todo el desmoronamiento del Imperio de Cyrodiil. Después de oír esto, el Duque Varen Aquilarios de Chorrol convocó a las fuerzas militares de las Tierras Altas de Colovia para deponer a Leovic,[1] comenzando una rebelión sangrienta que duró de 576 a 577 de la Segunda Era[2]. Varen creó su rebelión a las afueras de Bruma, donde coordinó a sus tropas que liberaron las otras ciudades de Cyrodiil, para debilitar aún más el control de Leovico. La rebelión se adjudicó la victoria cuando las fuerzas de Varen asaltaron la Ciudad Imperial, y Varen personalmente derrocó a Leovico al pie del Trono de rubí antes de proclamarse emperador[3].

Los Cinco Compañeros Editar

Después de que Varen reclamara el Trono de Rubí, quiso legitimar su reclamo al trono y así terminar con el Interregno, que sólo podía ser realizado por un Sangre de Dragón, uno con la sangre y el alma de los dragones. Uno de sus Cinco Compañeros, el nigromante Mannimarco, convenció a Varen de que conocía un ritual que permitiría al emperador convertirse en Sangre de Dragón. Para hacer esto, sin embargo, necesitaban el legendario Amuleto de Reyes, que había pasado a la leyenda después de la caída del Imperio[4].

Así, los Cinco Compañeros se formaron en 576 de la SE: el propio Varen Aquilario, el brujo Mannimarco, la guerrera medio-gigante Lyris Sangre de Titán, el maestro guardia rojo Sai Sahan y el canciller Abnur Tharn. Comenzaron una misión de dos años para encontrar el Amuleto de Reyes.

Estallido de almas Editar

Los Cinco Compañeros fueron capaces de recuperar el Amuleto de Reyes y comenzar el ritual en el año 578 de la SE. Los Cinco se reunieron en el Templo del Único en la Ciudad Imperial, y comenzaron a realizar el ritual. En ese momento, Mannimarco inmovilizó a todos los presentes y reveló sus verdaderas intenciones: era un agente de Molag Bal, y el ritual no reavivó los Fuegos de dragón eterno, sino que hizo exactamente lo contrario, debilitando las antiguas barreras entre Nirn y Oblivion en un evento conocido como el Estallido de almas[5].

Este evento permitió a Molag Bal iniciar la Fusión de planos. Cuando el Estallido de almas ocurrió, las réplicas fueron secundadas a través de todos los rincones de Nirn. Muchos magos murieron o se volvieron locos, la Montaña Roja tembló en Morrowind, varios terremotos sacudieron a Skyrim y fuertes tormentas devastaron las costas de Elsweyr y Bosque Valen. La constelación de la Serpiente creció tanto que parecía amenazar cada signo de estrella a la vez.

Transcurrido el Estallido de almas, Varen desapareció misteriosamente. Lyris fue capturada por Mannimarco para ser sacrificada, Abnur simplemente huyó de la ciudad para siempre y Sai Sahan huyó con el amuleto, y lo escondió en las profundidades de Sancre Tor.

Posteriormente, la familia Tharn, que ahora eran los nuevos gobernantes de Cyrodiil a través de la nueva emperatriz regente Clivia Tharn, hizo un pacto secreto con Mannimarco que había acordado fortalecer los ejércitos imperiales de Cyrodiil resucitando a sus soldados. Abnur, el padre de Clivia, había generado un profundo odio por Mannimarco después del Estallido de almas, y pronto fue capturado, llevado al Castillo del Gusano en Puerto Gélido y encarcelado allí.

Historia Editar

Los anclajes oscuros Editar

En el 582, la Fusión de Planos dio comienzo. Unos portales translúcidos llamados Anclas oscuras fueron invocados por todo Tamriel, enganchándose en el suelo y rasgando lentamente partes de Nirn y llevándolas disolutamente hacia Oblivion. Estos portales estaban todos metafísicamente amarrados a una colosal construcción en Puerto Gélido llamada el Gran Eslabón. La Fusión de planos estaba centrado en la Escalera interminable, una fortificada imposibilidad construida por el Arquitecto loco[6]. Una vez que un área era separada de Tamriel, las piezas se reconstruían como un pequeño reino en Puerto Gélido antes de unirse al Vórtice Planar, un reino interplanar donde Tamriel y Puerto Gélido convergían. Aunque frágil, al vórtice sólo se podía acceder desde dentro de la Escalera interminable. El ancla oscuro más grande se abrió sobre los cielos de la Ciudad Imperial, con la intención de tirar de la Torre Blanca y Dorada hasta Puerto Gélido.

Con Cyrodiil en ruinas y las provincias divididas por la Guerra de la Alianza, pocos quedaron para oponerse a los daedra invasores. Meridia permitió que su sirviente, Ve Todos los Colores, asesinara al líder del Gremio de Luchadores para asumir el papel de maestro del Gremio. Bajo el mando daédrico y financiado por la riqueza de los adoradores de Meridia, el Gremio comenzó a rechazar todos los otros contratos y centró sus esfuerzos en destruir las Anclas oscuras y oponerse a los esquemas de Molag Bal. Mientras tanto, los cinco compañeros fueron reformados por la llegada del Desalmado, que liberó a los compañeros de las garras de Bal y recuperó el Amuleto de Reyes, derrotando a Mannimarco en el proceso[5].

La Fusión de planos inversa y el Brasero Sublime Editar

En un último intento de acelerar el proceso, Bal envió a un xivkyn llamado Molag Kena para que se hiciera pasar por la aparentemente fallecida emperatriz regente Clivia Tharn y "retomar" la Torre Blanca y Dorada. En verdad, Kena buscó un Pergamino Antiguo dentro de la Torre y planeó usar su poder para iniciar la "Fusión de planos inversa" y así comenzar simultáneamente arrastrando Puerto Gélido hasta Tamriel. Sin embargo, una sacerdotisa de la polilla llamada Terran Arminus había leído el pergamino antes de la ocupación daédrica de la Ciudad Imperial, y había aprendido que necesitaría ayuda para salvar el pergamino. Esta ayuda llegó en forma de un grupo de Impávidos, que ayudaron al séquito de Clivia a ascender a la realidad destrozada de los niveles superiores de la Torre antes de ser traicionados por el impostor. Los Impávidos derrotaron a Molag Kena encima de la Torre antes de que ella pudiera completar completamente el ritual, y en el proceso destruyó el Ancla sobre la ciuda.[7].

Coincidiendo con los acontecimientos en la Torre Blanca y Dorada, las fuerzas de Bal comenzaron a buscar en la ciudad una reliquia llamada el Brasero Sublime. Ubicado en la catedral escondida de Fuegos de dragón en las ruinas ayleid situadas debajo de la ciudad, este brasero era la llave para volver a encender los Fuegos de dragón[8]. Si fue destruido, el pacto de Akatosh se rompería y Mundus sería eternamente vulnerable a la invasión daedrica. Esta trama fue descubierta por el Dragón de Cuchillas, un misterioso agente de la Guardia del Dragón que aún operaba dentro de la ciudad. Con la ayuda del Desalmado y otros aliados, el Dragón entró en la Fuegos de dragón y realizó un ritual para convertirse en el guardián inmortal del brasero. El cerco daedrico a la catedral fue levantado en el proceso, y el líder de las fuerzas de Bal, Xivkyn General Malivus, fue desterrado[7]. El Dragón serviría como guardián hasta la llegada del siguiente Sangre de Dragón (Tiber Septim alrededor del 854 SE), [9] efectivamente frustrando la trama de Molag Bal.

Invasión tamriélica de Puerto Gélido Editar

A medida que avanzaba la Guerra de la Alianza, el poder de Molag Bal sobre Tamriel continuaba creciendo. Junto con el Gremio de Luchadores, el Gremio de Magos bajo Vano Galerion finalmente organizó una reunión de los tres líderes de la alianza en la isla de Stirk para discutir una posible contra-invasión de Puerto Gélido. Antes de llegar a un acuerdo, Molag Bal envió daedras a la isla para matar a los líderes de la alianza. Aunque los atacantes fueron repelidos, los líderes rápidamente consintieron en una invasión dirigida por el gremio, habiendo visto la influencia de Bal de primera mano[5].

Aunque inicialmente se esparció por todo el reino, la fuerza de invasión rápidamente se reunió en la Ciudad Hueca, un santuario de Meridia dentro de Puerto Gélido. Después de destruir el Gran Eslabón y de romper la última línea de defensas dremora, el "ejército de Meridia" accedió a la Escalera interminable por el restaurado Clan Matatontos. Un pequeño grupo entró en el Vórtice Planar con Meridia para usar un artefacto llamado la Luz de Meridia mientras el Príncipe distraía a Bal. Este artefacto destruyó completamente el vórtice, reajustando todo el progreso que Bal había hecho en la Fusión de Planos[5].

Al creerse victoriosos, la fuerza de invasión regresó a Tamriel. Sin embargo, Molag Bal simplemente se había retirado a su palacio en Aflicción de corazón y planeaba intentar una segunda Fusión de Planos cuando recuperase su fuerza. Con el fin de detener esto, los Cinco Compañeros viajaron al palacio y se enfrentaron a Bal usando el Amuleto de Reyes. Envuelto en el poder de Akatosh, el Vestigio se enfrentó al Príncipe en un solo combate y lo desterró al Vacío, liberando las almas que él había capturado y asegurando el fin de la Fusión de Planos[5].

Referencias Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.