FANDOM


La Primera Guerra de los Dragones fue una guerra librada en la Era Merética entre los dragones y los hombres.

Trasfondo Editar

Después de que Ysgramor y sus seguidores se establecieran por primera vez en Skyrim durante la era Merética, trajeron su religión nativa atmorana con ellos. Conocida como el Culto del Dragón, esta fe adoraba un panteón de animales totémicos, a saber; el halcón, el lobo, la serpiente, polilla, búho, ballena, oso, zorro y el más importante, los dragones, como avatares de los dioses[1]. Se cree que estos tótems eran de hecho las primeras interpretaciones atmoranas de los Divinos.

Los atmoranos consideraban a los dragones como cabeza del panteón, y teniendo en cuenta que los dragones existían en gran numero por todo Tamriel y Atmora, con el tiempo se convertirían en la adoración pura y simple de los dragones vivos, siendo Alduin el principal de ellos.

Los dragones estaban más que dispuestos a fomentar esta práctica. Ellos creían que como hijos de Akatosh, eran naturalmente superiores tanto a los hombres como a los mer.[1][2] Una de sus creencias fundamentales era que el poder era la verdad. El hecho de que poseían un poder inmenso sobre los mortales les llevaron a la conclusión de que esta era la verdad absoluta. Esto les dio la justificación en sus mentes de que su dominio sobre los mortales era natural.[1]

Los dragones abrazaron su papel como reyes-dioses sobre los hombres, pero en lugar de lidiar con el propio gobernante real, concedieron pequeñas cantidades de poder de los sacerdotes dragón a cambio de la obediencia absoluta. A su vez, los sacerdotes gobernaron a los hombres como reyes. Los sacerdotes asentaron las leyes y los códigos de la vida que mantenían la paz entre los dragones y los hombres, pero para esto exigían tributo. Su sistema de gobierno era corrupto y sin embargo los sacerdotes comenzaron a gobernar con mano de hierro, esclavizando al resto de la población.[1]

Historia Editar

Alduin era considerado la máxima creación de Akatosh. Alduin disfrutaba de la arrogancia de estos galardones. A favor de la conquista de Mundus para él y sus compañeros dragones, abandonó su "papel apropiado" como devorador de mundos.[2]

Finalmente los hombres se rebelaron contra la gran crueldad de Alduin y los dragones, y la Guerra de los Dragones comenzó. En un primer momento, la humanidad fue tristemente superada, y fue fácilmente derrotada por los dragones y su voz.[3]

Intervención aedra Editar

Kyne intervino y envió a Paarthurnax para ayudar a la humanidad.[3] Paarthurnax, originalmente el lugarteniente de Alduin , traicionó a su antiguo maestro y hermano y enseñó el poder de la voz a la humanidad, y la creación de los primeros Lenguas.  Otros dragones se aliaron a Paarthurnax.[2]

Desgarro de dragones Editar

Muraldragon

Mural de un Sacerdote Dragón encontrado en ruinas nórdicas.

La humanidad creó un grito conocido como Desgarro de dragones, construido por el odio a la tiranía y la opresión de los dragones. Su uso hace que el concepto de la mortalidad en el dragón, algo que es incomprensible para un ser inmortal, y aturde temporalmente a la criatura.

La guerra llegó a su punto culminante cuando los antiguos héroes nordicosHakon Ojo ÚnicoFelldir el Viejo y Gormlaith Asa Dorada, lucharon contra Alduin en una batalla en la cumbre de la Garganta del Mundo. Después de que Gormlaith muriera y Hakon fuera gravemente herido, Felldir utilizó un pergamino antiguo para desterrar a Alduin. Esta victoria, sin embargo, fue sólo temporal, ya que volvería a aparecer en la Cuarta Éra y comenzaría la Crisis del dragón.

Secuelas Editar

Los sacerdotes dragón que sobrevivieron fueron derrocados. Los supervivientes del Culto del Dragón se ocultaron por todo Skyrim. Ellos fueron sepultados con los restos de los dragones que murieron durante la guerra dentro de Túmulos de dragón con la creencia de que Alduin volverá un día y resucitará a los fieles. Sin embargo, otras sectas dentro del culto creen que sólo a aquellos que ascendieron al sacerdocio se les concederían una segunda vida.[4]

Uno de los últimos restos del Culto del Dragón fue encontrado por Skorm Caminante de la Nieve en el monasterio aislado de Hueste de Forel en lo alto de las montañas Jerall en 139 PE.[5]

Curiosidades Editar

  • Una temprana rebelión llevada a cabo por el Sacerdote Dragón Miraak fracasó, terminando con la destrucción de su templo y su cercana muerte , sólo siendo salvado por  Hermaeus Mora y llevándolo a Apocrypha.

Referencias Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.