Ilustración de Héroe de Kvatch.jpg

El Héroe de Kvatch es el héroe y protagonista de The Elder Scrolls IV: Oblivion y sus expansiones.

Trasfondo[editar | editar código]

El juego empieza con el personaje encerrado en una celda de la prisión de Ciudad Imperial. El crimen que cometió no está especificado, pero seguramente no era muy grave. El emperador Uriel Septim VII visita su celda, en la que hay un pasadizo subterráneo secreto de escape. Cuando ve al protagonista, se da cuenta de que le recuerda de uno de sus sueños. Después de presentarse, el Emperador y unos Cuchillas liberan al preso y la historia empieza.

El personaje tendrá una participación activa en la Crisis de Oblivion luchando contra Mehrunes Dagon y sus secuaces.

Historia[editar | editar código]

Aviso.gif Aviso: Esta sección del artículo desvela parte de la trama del videojuego que tal vez no quieras saber.

Una vez que el héroe es liberado emprende su salida a través de las ruinas subterráneas de la Ciudad Imperial y sus cavernas. Una vez que salga de ahí se encontrará con el emperador y los cuchillas nuevamente. Después de un par de emboscadas más por parte del Amanecer mítico, el prisionero contempla como asesinan al emperador, no sin antes darle el Amuleto de reyes y pedirle que se lo lleve a Jauffre en el Priorato de Weynon.

Al salir por medio de las alcantarillas de la prisión, se dirige al priorato, donde entrega el amuleto a Jauffre. El explica que no todos los hijos de Uriel han muerto, sino que todavía existe un heredero llamado Martin, un hijo bastardo de Uriel, y que el podria ser el único que pueda encender los Fuegos de Dragón. El heredero se encontraba en la capilla de Akatosh en Kvatch, por lo que el prisionero liberado emprende el viaje a esa ciudad para encontrarlo y explicarle su situación.

Pero mientras el héroe estaba yendo a la ciudad, esta misma fue sitiada y arrasada por un ejército daedra, entrando por medio de los llamados Portones de Oblivion. Cuando el prisionero llegó se encontró la ciudad destrozada, y un grupo de guardias, liderados por Savlian Matius mantienen a duras penas al ejército. Este último pide al héroe si puede ayudarlos con el portón, el héroe acepta y se adentra en las tierras muertas, tras obtener una piedra mágica este cierra el portón, permitiendo que Savlian y sus hombres puedan adentrarse en Kvatch y sacar a las personas que están en la capilla de Akatosh.

Dentro de ésta, el héroe se encuentra con Martin y le explica su situación. Aunque estaba un poco confundido al principio termina aceptando que el es el último heredero de la dinastía Septim, por lo que viaja con el héroe al Priorato a ser coronado y encender los los fuegos otra vez. Pero al llegar se encuentran con que el amanecer mítico, atacó el lugar y se robaron el amuleto de reyes, se encuentran a Jauffre con vida, y para resguardar al heredero este es llevado al Templo del Soberano de las Nubes, un cuartel de los Cuchillas.

Ahora con el heredero a salvo el nuevo objetivo sería el recuperar el Amuleto de reyes, ya que sin él era imposible encender los fuegos del dragón y finalizar la crisis. Para recuperarlo se tiene que saber la ubicación de su guarida principal, para buscarla el héroe se reencuentra con Bauro en la Ciudad Imperial, quien era uno de los guardaespaldas del emperador antes de que lo asesinen. Tras una pelea con un miembro de la secta, encuentran un libro peculiar titulado Comentarios sobre el Mysterium Xarxes, dentro de sus cuatro volúmenes se encuentra la ubicación de su culto. Tras conseguirlos todos son dados a una argoniana llamada Tar-Meena para poder sacar su ubicación.

Después de dos días se descubre que la clave está en una tumba del palacio imperial, al verla a la medianoche se nos revela la ubicación exacta de la caverna donde se resguardan. El héroe va a las Cavernas del lago de arrius y se hace pasar por un iniciado, entonces ve a Mankar Camoran con el amuleto de reyes, entrando a otro plano distinto antes de que se lo pudiera detener. Aunque no consiguió recuperar el amuleto y consiguió el libro sagrado del culto el Mysterium Xarxes.

Con este libro Martin iría sacando los pasos para conseguir entrar al paraíso de Mankar y recuperar el amuleto de una vez por todas. Estos objetos necesarios para abrir el portal son: Un artefacto daedra, sangre de un divino (Tiber Septim para ser más exactos), una  gran piedra de Welkynd y una gran piedra mágica de un portón de Oblivion.

Esta última se conseguiría tras la Batalla de Bruma donde, las ciudades ahora aliadas gracias al héroe, combatieron en conjunto para frenar al ejército daedra que veía de los portales. El héroe de Kvatch, cierra el gran portón obteniendo la gran piedra y salvando a Bruma en el proceso, por lo que a partir de aquí sería llamado el Salvador de bruma.

Una vez que se tenían todos los objetos necesarios para abrir el portal, se envió al héroe a recuperarlo dentro del plano de oblivion llamado Gaiar Alata. Esta misión resulta un éxito y vuelve con el amuleto para dárselo así a Martin y encender los fuegos del dragón.

Esto se estaba a punto de concretar, pero mientras el canciller Ocato estaba apunto de coronar a Martin, la ciudad imperial es atacada por otro ejército daedra y hasta se aparece Mehrunes Dagon en persona, por lo que era demasiado tarde para encender los fuegos del dragón. El héroe de Kvatch y salvador de bruma escolta al emperador hasta el templo del Único y es testigo del sacrificio de Martin, en el que se convierte en un avatar de Akatosh, en el proceso se destruye el amuleto, tras desterrar a Mehrunes de Nirn y transformarse en piedra, la crisis había finalizado, los portones se habían cerrado, y el héroe es nombrado por el canciller como campeón de Cyrodiil.

Títulos posibles[editar | editar código]

Curiosidades[editar | editar código]

Apariciones[editar | editar código]

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.