FANDOM


P letterrólogo:


Roca del Cuervo es una de las colonias de Morrowind más interesantes de los dos últimos siglos. En muy poco tiempo, en este diminuto enclave han sucedido tantas cosas que han afectado a tantas personas que he creído necesario narrar su rica historia en estos libros. Durante mi investigación viví en Roca del Cuervo durante casi tres años y conocí a mi compañero dunmer, que vive allí. Espero que mis lectores aprecien la fortaleza y la perseverancia que hace falta para vivir en un lugar tan inhóspito y en una tierra tan salvaje.


T letterodo fue bien en Roca del Cuervo hasta el 95 de la Cuarta Era, cuando, sin previo aviso, se atentó contra la vida de Lleril. Afortunadamente, el ataque fracasó gracias a la intervención de la guardia Redoran. El asesino, interrogado por el capitán Modyn Veleth, confesó ser Vilur Ulen, de la Casa Hlaalu. La Casa Hlaalu llevaba años enemistada con la Casa Redoran por su exclusión del consejo de grandes Casas. Los Hlaalu culpaban a la Casa Redoran de esta reorganización y les guardaban rencor desde entonces. El intento de asesinato de Lleril pretendía demostrar al consejo que la Casa Redoran no era tan poderosa como se creía, que era muy débil y vulnerable. La guardia Redoran siguió investigando y descubrió que Vilur había organizado un golpe de estado en Roca del Cuerpo para arrebatar todo el control de la isla a Lleril. Vilur y sus conspiradores fueron ejecutados y la rebelión, aplacada.

Varios acontecimientos recientes habían solidificado el respeto que los dunmer sentían por Lleril Morvayn. En el 130 de la Cuarta Era, el Baluarte comenzó a acusar su edad y amenazó con derrumbarse. El consejero usó la mayor parte de su fortuna personal para repararlo. En el 150 de la Cuarta Era, un pequeño contingente de argonianos desembarcó en Solstheim para sembrar el caos en la isla, y el edil Morvayn dirigió la carga contra ellos personalmente. Y en el 170 de la Cuarta Era, cuando la mina de ébano comenzó a agotarse, recurrió a lo que quedaba en sus arcas para alimentar al pueblo.

En el 181 de la Cuarta Era, las vetas de ébano de la mina se agotaron del todo. Lleril ordenó su cierre y Roca del Cuervo recurrió a la caza y la pesca para sobrevivir. Algunas familias dunmer abandonaron Solstheim y regresaron al continente, pero la mayoría se quedó.

En la actualidad, Lleril Morvayn sigue gobernando Roca del Cuervo. La guardia Redoran todavía se encarga de mantener el orden en el enclave y en las tierras circundantes, protegiendo y manteniendo a raya a los residentes de Roca del Cuervo. Cuando el rumor de una rebelión llega a los oídos de Lleril, éste no tarda en acallarlo. Es consciente de que algunos habitantes leales a la Casa Hlaalu pueden desear su muerte. Puede que el futuro de Roca del Cuervo parezca negro, pero el ánimo de sus habitantes nunca decaerá.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.