FANDOM


TESV Banner Markarth

Estandarte de la comarca.

La Cuenca (The Reach) es la región más occidental de Skyrim, y también la más áspera y dura. De aquí son originarios los nativos de la Cuenca, unos hombres mestizos entre bretones y mer que se aferran a sus tradiciones y usos más antiguos, rechazando la civilización humana.

DescripciónEditar

La Cuenca en realidad se divide en dos: La Cuenca, en Skyrim, y la Cuenca Occidental, en Roca Alta. Por La Cuenca a secas entendemos la comarca más occidental de Skyrim. Ambas partes están separadas por la cadena de las montañas Druadach.

Es una región dura, montañosa, con escasa vegetación y profundos ríos, dominada por altos picos cubiertos de nieve. El río principal de la región es el Karth.

Es una rica fuente de minerales, y no es de extrañar que los antiguos dwemer construyeran varias de sus ciudades subterráneas aquí. También es ideal para esconderse bandidos que huyen de la justicia, como los Renegados, que se establecen en campamentos entre las montañas o en las ruinas nórdicas, haciendo sumamente difícil dar con ellos. También hay algunos orcos que usan la zona como hogar donde establecerse, dada la cercanía con su región nativa de Wrothgar.

Por juegoEditar

HistoriaEditar

No está claro quién llegó por primera vez a la región, ya sea nede o mer, pero se dice que los primeros en invadirlo fueron las primeros nórdicos que se establecieron en Tamriel. El alto rey Olaf Ojo Único conquistó la Cuenca en algún momento durante su reinado entre los años 420-452 PE. El clan dwemer de los Kragen llegó a la región en algún momento después de el 420 y se estableció la ciudad-estado de Arkngthamz. El éxito del clan Kragen en defenderse de los nórdicos locales inspiró a otros clanes dwemer a expandirse también a Skyrim. Presumiblemente durante este período, antes de su desaparición alrededor del 700 PE, se construyó la ciudad de Markarth.

Cerca del 1030 de la Primera Era, diez reyes gobernaban la Cuenca, y aunque los hombres eran libres, el pueblo estaba desperdigado y luchaban entre sí. Águila Roja, el legendario héroe de la Cuenca, se levantó y unió a los reyes en su lucha contra las fuerzas imperiales invasoras de la emperatriz Hestra. Aunque al final las fuerzas de los nativos fueron diezmadas en el Asedio de la fortaleza de Águila Roja.

Después de la caída del Imperio Alessiano la Cuenca fue conquistada por el Imperio Reman. Tras el colapso del Imperio Reman en el 430 SE, la Cuenca se liberó. Con el tiempo se convirtió en un reino independiente gobernado por los mismos Nativos de la Cuenca bajo el infame Durcorach el Pato Negro, que conquistó Cyrodiil y se instaló como el primero de los emperadores del periodo del Interregno. Cuando durcorach aseguro su poder en Cyrodiil intento invadir a Roca Alta pero encontró su fallecimiento durante la Batalla de Quietud el 542 de la Segunda Era. La región quedó desatendida durante la Rebelión de Varen y la Guerra de los Tres Estandartes.

Los nórdicos mas tarde recuperaron la región en el 852 SE, en la sangrienta Batalla de Viejo Hroldan.

Los hombres de la Cuenca pasivamente resistieron el dominio de los nórdicos durante siglos hasta encontrar la oportunidad perfecta para atacar en 174 CE. En el denominado Alzamiento de los Renegados. Los Renegados se levantaron y conquistaron Markarth, gobernando como un reino independiente durante dos años. El gobierno del jarl Hrolfdir, cada vez más desesperado, impuulsó una milicia liderada por Ulfric Capa de la Tormenta que retomó la Cuenca en el 176 en la Segunda batalla de Markarth. Los supervivientes de la revuelta fueron dispersados y continuaron luchando.

GaleríaEditar

AparicionesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.