FANDOM


Mecinar es un personaje y una carta única legendaria de atributo neutro que aparece en la expansión Vuelta a la Ciudad Mecánica. Es el antagonista principal de dicha expansión.

AdquisiciónEditar

Obtendremos esta carta al completar el Episodio 6: El corazón de la ciudad. La versión prémium solo se puede conseguir mediante Invocación de alma una vez hayamos conseguido la versión normal.

TrasfondoEditar

Mecinar era un apóstol mecánico, aprendiz de Sotha Sil. Era visto como uno de los más dotados de sus aprendices; sin embargo, sus ambiciones no tenían límite, y empezó a experimentar más allá de las directrices de su maestro, desafiándolo. Utilizó las artes aprendidas de Sotha Sil para experimentar con otros acólitos, fusionándolos con bestias para crear abominaciones, cosa que no aprobaba Sotha Sil. Por ello fue expulsado de la Ciudad Mecánica.

El dios dunmer había creado una réplica del Corazón de Lorkhan llamada El Corazón Mecánico, con el que además proporcionaba energía a su Ciudad Mecánica. Mecinar lo ambicionaba para utilizar ese poder para convertirse en dios como su maestro. Cuando el Tribunal desapareció, Mecinar volvió a la ciudad para completar su propósito; aunque poco después apareció El héroe olvidado con sus compañeros que dieron al traste con el sueño de este, aun a costa de la vida de uno de ellos, que fue convertido en abominación por Mecinar.

Vuelta a la Ciudad MecánicaEditar

Mecinar aparece como protagonista o como rival en algunas de las esferas de luz que utilizaba Sotha Sil para almacenar sus recuerdos; en ellas tendremos que superar los rompecabezas para poder avanzar por la historia. En la batalla final, sin embargo, tendremos que enfrentarnos a él.

El AprendizEditar

Aquí nos pondremos en la piel de Mecinar para superar el rompecabezas y que Sotha Sil nos admita como aprendiz suyo.

TraiciónEditar

En este caso, por contra, nos pondremos en el lugar de Sotha Sil para superar el rompecabezas propuesto por Mecinar y se ese modo pararle los pies.

La Cámara de LorkhanEditar

La batalla final de la expansión. En ella podremos elegir si destruir el Corazón, con lo que será una batalla "normal", o utilizarlo, en cuyo caso tendremos 60 puntos de salud y 101 de magia de inicio, además de robar 4 cartas al inicio del turno si tenemos la mano vacía.

Misiones relacionadasEditar

UsoEditar

Mecinar creará una Abominación uniendo las primeras criaturas del mazo propio y rival, sumando su poder y salud y quedándose con el coste de magia inferior de las dos, además de seleccionar el texto de una de ellas a elección. Esto creará una criatura muy poderosa a un coste reducido; la clave es usarla en turnos posteriores cuando pueda marcar la diferencia, es decir, cuando no pueda ser inmediatamente destruida.

La habilidad de Mecinar es bastante lenta, ya que al ponerlo en juego por un nada desdeñable coste de 8 de magia, no obtendremos su beneficio hasta algún turno posterior. Esto puede ser favorable o no, dependiendo de cómo lo juguemos, ya que mientras tanto será vulnerable a cartas como Sacerdote de la muerte consagrado, además de que tendremos que calcular bien las cartas del rival para evitar que sea destruida inmediatamente.

Otro punto a tener en cuenta de esta carta es que le "robaremos" una carta de criatura a nuestro rival, que usaremos para crear nuestra Abominación y que él ya no podrá utilizar en lo sucesivo.

Cartas relacionadasEditar

TítulosEditar

  • El abominador: Usa a Mecinar para crear una Abominación con 13 de poder o más.

GaleríaEditar

Apariciones Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.