FANDOM


Misticismo

El viaje inconmensurable

Tetronius Lor


Fancy E

l misticismo es la escuela de brujería más incomprendida por la comunidad mágica y la más difícil de explicar a los magos novatos. Los efectos de los hechizos atribuidos generalmente a la escuela del misticismo son increíblemente variados, van desde la trampa del alma, que crea una celda donde se encerrará el espíritu de la víctima tras su muerte, hasta la telequinesis o manipulación de objetos a distancia. Sin embargo, estos efectos son tan sólo eso: efectos. La brujería que se oculta misteriosamente tras ellos se remonta a las civilizaciones más antiguas de Tamriel, o incluso más allá.


Los psijics de la isla de Artaeum utilizan un término distinto para designar al misticismo: el método antiguo. Esta expresión se encuentra empantanada en un barrizal semántico, ya que el método antiguo también hace referencia a la religión y a las costumbres de los psijics, que en algunas ocasiones, aunque no en todas, forman parte de la magia del misticismo.


Son pocos los magos que dedican sus vidas al estudio del misticismo. El resto de escuelas son mucho más predecibles y se encuentran más establecidas. El poder del misticismo parece que se deriva de sus acertijos y paradojas. El acto de la experimentación, independientemente de la objetividad con la que se ponga en práctica, puede influir en la magia por el mero hecho de existir. Así pues, el mago místico debe encomendarse a la búsqueda de unas pautas fiables dentro del turbio embrollo de la energía. En el tiempo que tarda en inventar un hechizo, acompañado de un desencadenante y unos resultados sólidos, sus colegas de otras escuelas pueden haber investigado y documentado decenas de nuevos hechizos y efectos. Por consiguiente, el mago místico debe ser un filósofo paciente y relativamente poco competitivo.


Durante siglos, y principalmente en la Segunda era, las publicaciones eruditas han agrupado bajo el término de misticismo una gran variedad de teorías sobre un aspecto o diversos aspectos de la magia. Siguiendo la tradición del Gremio de Magos de tratar de encontrar respuestas a todas las cosas, ciertos investigadores reputados han sugerido que la penúltima fuente de energía del misticismo era el propio Aertherius, o si no unos seres daédricos de poder inimaginable; pero ninguno de estos fundamentos explicaría las representaciones aparentemente aleatorias del misticismo. Algunos incluso se aventuraron a afirmar que el misticismo surgió a partir de elementos no utilizados de hechizos realizados con o incluso sin éxito. Las discusiones dentro de la orden de los psijics tras la reaparición de Artaeum han provocado que algunos eruditos postulen que el misticismo se basa en una naturaleza menos espiritual de lo que se suponía originariamente y que ni el estado intelectual del creyente ni el emocional son suficientes como para influir en la configuración o la circulación de su energía.


Ninguna de estas explicaciones son completamente satisfactorias por sí solas. Para aquellos que comienzan a estudiar el misticismo, resulta más sencillo aprender simplemente las

pautas distinguibles del turbulento remolino que se ha formado con el paso de los siglos. A medida que se van descubriendo más pautas, se aclaran las restantes. Hasta que, por supuesto, cambian. Inevitablemente lo hacen, y es entonces cuando el viaje comienza de nuevo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.