FANDOM


Artículo principal: Mzulft
Mzulft es una antigua ruina dwemer encontrada en The Elder Scrolls V: Skyrim. Mzulft se encuentra a lo largo del lado occidental de las montañas de Velothi, en la Marca Oriental; al sureste de Ventalia, y a una corta distancia (directamente al norte) de la Caverna de la Senda del Risco.

Historia Editar

En la Primera Era, formó parte de la red de ciudades enanas que explotaban el aeterio y la Forja de aeterio que se encuentra en Arkngthamz.

Además, en algún momento en el pasado, Herbane vino a Mzulft en busca de aventura y de encontrar un enemigo digno de él. Sin embargo, cada vez que Herbane encontraba un autómata, incluyendo un centurión enano, decidía no recoger los artefactos dwemer, porque no quería maldecir su viaje con las posesiones de los muertos.

Descripción Editar

MzulftOculory

Esta ruinas no pueden ser exploradas a menos que el Sangre de Dragón haya sido enviado allí por Mirabelle Ervine como parte de la misión Revelando lo inadvertido, porque la llave necesaria para abrir la puerta interior después de entrar a Mzulft se encuentra en el cuerpo de Gavros Plinio (cuyo cadáver solo será generado cuando dicha misión haya comenzado). El Sangre de Dragón es enviado aquí para buscar el Bastón de Magnus.

Al entrar primero hay unos pasadizos de cueva, donde encontraremos algunos cadáveres de los magos enviados por el Sínodo, junto con algunas arañas y esferas enanas de poco poder. Hay un convector dwemer y varios cofres con botín aleatorio por aquí.

Justo antes de llegar empezaremos a ver cadáveres de falmer por el suelo, junto a autómatas destruidos. Esto nos pondrá sobre aviso sobre lo que encontraremos en la siguiente sección.

Destilería mágica MzulftEditar

Al entrar hay una serie de pasillos y distintas estancias conectadas por un distribuidor. Algunas puertas cerradas requieren alto nivel de Abrir cerraduras para ser abiertas, y dentro suelen contener un cofre, a veces custodiado por un cauro. En un punto entraremos por una abertura de la pared que nos llevará por un pasadizo abierto por los falmer, conectando distintas estancias de esta ruina.

Aeródromo de MzulftEditar

Al entrar a esta parte, llegaremos a una gran sala. Hacia la derecha hay un largo pasillo que nos llevará a un centurión enano, encerrado después de haber acabado con muchos falmer. En esa habitación hay una gran cantidad de objetos dwemer y algunas pociones y gemas de alma, y un cofre con la llave del oculorio al que deberemos ir a continuación. Hacia la izquierda iremos al oculorio, nuestro objetivo. Antes tendremos que matar a un rondador nocturno falmer al que le quitaremos el cristal de concentración que tiene en su inventario.

OculorioEditar

La puerta del oculorio estará cerrada, pero una voz detrás de ella, la de Parato Décimo, nos abrirá esperando a alguno de sus compañeros del Sínodo. Después de convencerle de que podemos ayudarle, nos explicará cosas relativas al oculorio y los dwemer, y tendremos que hacer funcionar el aparato con el cristal de concentración y los hechizos de Llamas y Congelación, hasta ahcer coincidir los haces de luz con los cristales. Una vez hecho esto se nos mostrará una proyección del mapa del norte de Tamriel, con un par de puntos en los que parece haber una gran concentración de poder: uno es el Colegio de Hibernalia, y el otro Laberintia.

Misiones relacionadasEditar

BotínEditar

AparicionesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.