FANDOM


Los nativos de la Cuenca, hombres de la Cuenca, o a veces apodados como Renegados, son una etnia descendiente de bretones nativos de la Cuenca Occidental y más tarde de La Cuenca. A menudo son considerados unos salvajes bárbaros por las otras razas de Tamriel y son conocidos como los "Brujos de Roca Alta".[1] Si bien en su mayoría son bretones, los hombres de la Cuenca no se consideran como tales.

BiologíaEditar

Debido a la ubicación convergente de la Cuenca en las fronteras de Skyrim, Páramo del Martillo y Roca Alta, los hombres de la Cuenca comparten ascendencia con muchas de las otras razas de humanos y elfos de Tamriel. Sus orígenes se remontan a cuando los primeros hombres y Mer comenzaron a habitar la Cuenca occidental. Durante la Guerra de Sucesión, los elfos de Roca Alta masacraron a la población nórdica que vivía en la Cuenca occidental, y debido a esto, los hombres de la Cuenca le deben la mayor parte de su ascendencia a los bretones y elfos. También se cree que se han cruzado con nedes, imperiales, daedra y orsimer.[1][2]

HistoriaEditar

Primera EraEditar

Se afirma que los nórdicos nunca habían descubierto a nedes o manmeri hasta que comenzaron a entrar en las tierras más allá de sus fronteras durante las Conquistas de Skyrim.[1][3] Debido a esto, es probable que los hombres de la Cuenca primero comenzaron emigrando hacia la Cuenca de Skyrim en algún momento durante o entre las conquistas y la Guerra de Sucesión, lo más probable es que fuera cuando las porciones occidentales de Skyrim, incluyendo la Cuenca, habían sido conquistadas por la Hegemonía Direnni, que había mantenido el control de las tierras indígenas de los hombres de la Cuenca durante la epoca.[4][5] En algún momento alrededor del 500 de la Primera Era, los hombres de la Cuenca comenzarían una revuelta sangrienta contra los elfos Direnni, reclamando la Cuenca occidental, y, posiblemente, la ocupada por los Direnni, Cuenca de Skyrim, por su propia especie. En este levantamiento, fueron exterminados casi todos los habitantes altmer de la Cuenca occidental.[1] Se dice que los hombres de la Cuenca establecieron su residencia en Markarth poco después de la desaparición dwemer alrededor del 700 PE.[6]

Águila RojaEditar

El dominio de los hombres de la Cuenca sobre la Cuenca continuaría hasta el siglo 11 de la Primera Era. La Cuenca en esa época se componía de diez reinos contrincantes dispersos, siendo el más notable de ellos las Colinas Hendidas, donde nació el líder de los hombres de la Cuenca, Faolan, más conocido como Águila Roja. El Águila Roja fue profetizado para traer paz y unificara los diez reinos en guerra. Sin embargo, en 1030 PE, la Cuenca fue invadida por la emperatriz Alessiana, Hestra. Los Alessianos conquistaron cada reino, uno a uno, hasta que sólo las Colinas Hendidas permanecieron. La emperatriz envió emisarios a negociar la rendición con Faolan, pero cuando este se negó, los ancianos de su reino lo exiliaron y entregaron el reino a Hestra. Con el fin de recuperar la Cuenca del Imperio, Faolan creó un grupo de resistencia formado por tradicionales hombres de la Cuenca, utilizando el innumerable sistemas de cuevas de la Cuenca para asaltar las guarniciones imperiales y los hombres de la cuenca que los traicionaron. Después de ser visitado por una bruja cuervo, Águila Roja voluntariamente renunció a su humanidad para convertirse, posiblemente, en el primer corazón de espino y un espíritu de venganza pura para su pueblo. La rebelión del Águila Roja se extendería por toda La Cuenca, aumentando en fuerza y ​​número, y después de dos años, la región se había desecho casi por completo de la influencia del Imperio. Temiendo la derrota, Hestra envió un ejército mucho más grande para asegurar la Cuenca bajo su control y sitió la fortaleza de Águila Roja durante dos semanas hasta que la defensa de Faolan cayó y la región volvió a manos del Imperio de nuevo.[7]

Imperio RemanEditar

Después de la Primera Invasión Akaviri en el 2703 de la PE, el emperador Reman Cyrodiil centró su foco de atención en la Cuenca, y dividió la región bajo control Imperial entre Roca Alta y Skyrim, con el fin de detener las redadas que los hombres de la Cuenca llevaron a cabo en las minas de la región. Los ejércitos de Evermore y Soledad eran movilizados constantemente a la Cuenca para mantener la estabilidad en la zona.[2] Se llegó a decir que los hombres de la Cuenca atacaron lugares tan lejanos como Bruma en esta época.[8] Durante el reinado del emperador Kastav y la Rebelión de Hibernalia del 2804 PE, los nativos de la Cuenca locales ayudaron a la Guardia del Dragón con suministros en el largo asedio del Templo de Refugio Celestial que duró dos años.[9]

Segunda EraEditar

InterregnoEditar

Muchos años después, durante el Interregno de la Segunda Era, La Cuenca, una vez más se convirtió en un estado independiente. Durante este tiempo, se libraron muchas guerras fronterizas entre los hombres de la Cuenca y los dominios que rodeaban la Cuenca. Los hombres de la Cuenca invadieron Cyrodiil en algún momento, siendo liderados por un hombre llamado Durcorach el Pato Negro, y creó una corta dinastía de hombres de la Cuenca comúnmente conocida como el "clan casa comunal".[10][11] En 541 SE, Durcorach intentó expandir su imperio invadiendo Roca Alta. Durcorach conquistó las tierras de Bangkorai, Evermore, Posición de Hallin y Camlorn. El joven rey, Emeric, fue capaz de defender Quietud de la invasión,en la Batalla de Quietud y esto cambió el curso de la guerra después de derrotar a los nativos de la Cuenca en Salto de la Daga. La invasión de Roca Alta por parte de los hombres de la Cuenca ayudó a unificar la provincia y fue altamente responsable de la creación de la Alianza de Salto de la Daga.[12] El clan comunal gobernaría sobre el fracturado imperio durante casi treinta años antes de ser depuesto por Varen Aquilarios.[11] Durante la Guerra de los Tres Estandartes del año 580, se sabe que algunos hombres de la Cuenca ayudaron en el plano de Molag Bal a fusionar Nirn con Puerto Gélido,[13], así como a acosar tanto a la Alianza de Salto de la Daga como al Pacto de Corazón de Ébano. En los últimos años, algunos hombres de la Cuenca se aliaron con el Segundo Dominio de Aldmer, mientras que otros grupos de hombres de la Cuenca querían,[14], en cambio, entrar en conflicto con el Dominio.

La Cuenca fue finalmente reconquistada por Hjalti Barba Corta en la Batalla de Viejo Hroldan en el 852 SE, durante los últimos años del interregno, y los hombres de la Cuenca se vieron obligados a vivir bajo el gobierno del nuevo Imperio Septim.[15] Durante el primer período de la ocupación, la Cuenca fue puesta bajo el control directo del Gobernador Provisional Tito Alorius, periodo en el cual, la región evolucionó hacia una nueva era de paz y prosperidad.[1]

Cuarta EraEditar

Alzamiento de los Hombres de la CuencaEditar

Desde el Interregno, La Cuenca permaneció como una comarca de Skyrim hasta la Gran Guerra, cuando un grupo de Hombres de la Cuenca rebeldes conocidos como los Renegados, creyéndose los gobernantes legítimos de la Cuenca, capturaron la ciudad capital, Markarth, en el 174 de la Cuarta Era, con la intención de eliminar la influencia nórdica de la Cuenca y la restauración de las "antiguas tradiciones" a su pueblo.[16][17][18][19] Con los ejércitos del Imperio luchando lejos, los Renegados fácilmente tomaron posesión de La Cuenca, estableciendo su propio, auto-proclamado, reino independiente. Su rey, Madanach, gobernó La Cuenca en relativa paz, sin embargo, se cometieron algunos crímenes contra los antiguos terratenientes nórdicos, normalmente los que se dice que habían tratado mal a sus trabajadores. Después de la guerra con el Dominio de Aldmer, Madanach solicitó al Imperio ser reconocido como un reino legítimo.[20][21]

Incidente de MarkarthEditar

Sin embargo, el jarl Hrolfdir de Markarth y su hijo Igmund, en un intento desesperado por recuperar La Cuenca de sus usurpadores, organizaron una milicia dirigida por Ulfric Capa de la Tormenta, con la promesa del culto libre a Talos dentro de la ciudad. La milicia recuperó La Cuenca durante el evento más tarde conocido como el Incidente de Markarth en el año 176 de la CE,[20][21]matando a un gran número de los que se consideraban de algún modo asociados con la rebelión y responsables de la caída de la ciudad,[17][22] y, al parecer, asesinaron a cualquier ciudadano que no interviniese en la lucha contra los Renegados, aunque esto sólo puede ser una hiperbolización con el fin de calumniar a Ulfric.[20] Cuando los Thalmor se enteraron del acuerdo de Hrolfdir e Igmund, el Imperio se vio obligado a detener a todos los miembros de la milicia ya que estaban violando el Concordato Blanco y Dorado, haciendo que el evento se convirtiera en una de las principales causas de la Guerra Civil en Skyrim.[21][23] Un gran número de los Renegados huyeron de la ciudad, escondiéndose en las montañas para continuar allí su rebelión. El jarl Hrolfdir trató de hacer la paz con ellos, pero fue asesinado en el proceso, con su escudo.[21]

La conspiración de los RenegadosEditar

Después del incidente de Markarth, Thonar Sangre Argéntea vio la utilidad potencial de los Renegados para adelantar a su familia por el control de la comarca, y utilizó su influencia para perdonar secretamente a Madanach de la ejecución, haciendo de él, y de los restantes rebeldes Renegados, sus títeres personales. Esto implica que el asesinato del jarl Hrolfdir fuera posiblemente bajo orden de Thonar.[24][21]Durante este tiempo, muchas minas y sus propietarios fueron blanco de los Renegados con el fin de permitir que la familia Sangre Argéntea tomara sus tierras bajo su propia protección.[25][26][27] Usando su riqueza para poner a la Guardia de Markarth en su bolsillo, Thonar fue capaz de prevenir con eficacia la investigación de estos ataques.[25], así como para mantener a los nativos de la Cuenca dentro de una jerarquía social baja para crear una conveniente y barata mano de obra.[28] Thonar seguiría utilizando a los Renegados en beneficio de su propia trama para hacerse con el control generalizado sobre La Cuenca y sus habitantes, hasta el 201 CE cuando Madanach comenzó a rebelarse contra las órdenes de Thonar y siguió los ideales del original Alzamiento de los Renegados.[24][28]

CulturaEditar

Los nativos de la Cuenca tradicionales parecen tener una cultura muy tribal, visten con pieles de animales y viven en tiendas de campaña hechas de piel.[29] No se les conocen asentamientos permanentes a pesar de haber sido dueños tanto de La Cuenca como de la Cuenca Occidental en algunos momentos de la historia,[1][7]y al parecer, en su lugar, prefieren vivir en las regiones remotas y las cuevas montañosas,[12][30] incluso se dice que desprecian la cultura civilizada. También son conocidos por practicar rituales de magia prohibidos tales como el sacrificio humano y la creación de Corazón de Espino Renegados, los cuales se ven como el pináculo de la milicia entre los nativos de la Cuenca.[2]Por esta razón, se les conoce como la "Brujos de Roca Alta". Se cree que muchas de sus magias tabú fueron descubiertas a través del comercio entre los hombres de la Cuenca Occidental y las tribus orcas de las montañas de Wrothgaria.[1] Los nativos de la Cuenca tienen su propio lenguaje, aunque se sabe muy poco acerca de este. El individuo más venerado entre los hombres de la Cuenca es el legendario Águila Roja, que lideró la rebelión contra la emperatriz Hestra en el año 1030 PE.[7][31] Muchos hombres de la Cuenca tradicionales creen que la sutileza y los matices son para los débiles, y que los débiles merecen ser castigados.

Los hombres de la Cuenca tradicionales también se describen como muy crueles. A menudo secuestran a los habitantes de las aldeas y los esclavizan. Relatos de primera mano cuentan que incluso el humor de los nativos de la Cuenca normalmente es oscuro y malicioso,[30]se sabe que hacen bromas que causan daño físico a otras personas. En tiempos de guerra, los hombres de la Cuenca eran conocidos por el pillaje, la masacre y la destrucción de cualquier asentamientos que encontraban a su paso y fueron famosos por utilizar normalmente la fuerza aplastante y la rapidez al atacar ciudades en lugar de usar tácticas de asedio, ya que carecían de armamento de asedio adecuado y fuerzas navales para hacerlo.[12] Cuando, asaltan pueblos o clanes de otras tribus, los hombres de la Cuenca prefieren ataques furtivos, capturan a su enemigo por sorpresa y luego los dominan. Los nativos de la Cuenca disfrutan de ser enemigos de las otras razas. A pesar de esto, hay que señalar que se ha observado que algunas viejas tribus de nativos de la Cuenca no tienen problemas comerciales y conviven pacíficamente con las ciudades del norte de Tamriel.[32]

TradicionesEditar

Mientras que en la Cuarta Era la mayoría de los nativos de la Cuenca habían renunciado a sus valores tradicionales más extremos, algunos grupos, sobre todo los Renegados, continuaron siguiendo las tradiciones de sus antepasados, las cuales se conocen como los "métodos antiguos". Estos 'métodos antiguos' son considerados por muchos como arcaicos y crueles, y se dice que sólo conducen a la ruina del hombre de la Cuenca.[19]

ReligiónEditar

Los nativos de la Cuenca tradicionales son a menudo descritos como bárbaros salvajes adoradores de los daedra, que veneran y protegen a las brujas cuervo.[33][34]Los dioses concretos adorados por los nativos de la Cuenca no se conocen pero parecen tener su propio panteón, los Dioses Antiguos. La glorificación de las brujas cuervo por los Renegados insinúa que los nativos de la Cuenca adoran a los daedra, pero varios santuarios dedicados a los Divinos encontrados en campamentos de los Renegados parecen contradecir esto. Es muy probable que algunos hombres de la Cuenca adoren tanto a los aedra y daedra, o al menos comenzaron adorando a los Aedra en años posteriores.[29] Se sabe que la adoración varía de una tribu a otra, ya que se dice que el clan Esposa Cuervo situado cerca de Evermore principalmente adoraba al príncipe daedra Namira.[30] Se afirma que el mayor receptor del culto de los hombres de la Cuenca es Hircine. Otros Daedra venerados son Malacath y Mehrunes Dagon.[2] No se sabe si adoran a Sanguine o Clavicus Vile. Algunas fuentes sugieren que el nativo de la Cuenca puede incluso tener su propio panteón de deidades desconocidas, no identificable a otras religiones, en las que adoran a través de totems y talismanes antiguos.[35]

Los hombres de la Cuenca han sido conocidos por practicar ritos violentos, como la autoflagelación, cicatrices rituales, quemaduras, baños en la sangre, el desmembramiento, y posiblemente el canibalismo, en algunos clanes se sabe que incluso sacrifican niños arrancando su corazón todavía latiendo. Los hombres lobo y otras criaturas son muy elogiados por los hombres de la Cuenca, siendo vistos como bendiciones de Hircine. Los nativos de la Cuenca chamanes, a menudo, practican rituales con brujas cuervo con el fin de obtener ciertas magias de la naturaleza, con algunos conocidos como cantores de tumbas, iniciados en la nigromancia.[2][30][35]

El culto a los aedra por el clan de los Renegados se puede observar en The Elder Scrolls V: Skyrim, aunque se desconocen los nombres de los dioses. El Santuario de Dibella en el Reducto de la torre destruida es evidencia de esta asociación entre los dioses antiguos y Aedra. En el santuario, un Corazón de Espino Renegado no sólo lleva a cabo sacrificios de sangre en la estatua, sino que también secuestra a Fjotra, la Sibila de Dibella, y la encarcela en una jaula.[36] Además, Fuerte Sungard posee un santuario variable, dependiendo de la facción que lo controla. Si los Renegados dominan el fuerte, el santuario esta dedicado a Kynareth; si la Legión lo gobierna, será para Akatosh; y si esta controlado por los Capas de la Tormenta, un santuario de Talos estará presente.[29]

Por juegoEditar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 Guía de bolsillo del Imperio, Primera Edición: Roca Alta.
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Guía mejorada del emperador de Tamriel: Bangkorai del norte y las montañas.
  3. Frontera, conquista y colonización: historia social de Cyrodiil.
  4. Once.
  5. Guía de bolsillo del Imperio, Tercera Edición: Roca Alta.
  6. Diálogo con Kibell.
  7. 7,0 7,1 7,2 La leyenda de Águila Roja.
  8. Motivos raciales 12: Los bárbaros.
  9. Anales de la guardia del dragón.
  10. Crónicas de los Cinco Compañeros 1.
  11. 11,0 11,1 Crónicas de los Cinco Compañeros 4.
  12. 12,0 12,1 12,2 Esfuerzos y triunfos de un monarca.
  13. Eventos de The Elder Scrolls Online.
  14. Guía de bolsillo del Imperio, Primera Edición: Domino de Aldmer.
  15. La herejía artúrica.
  16. Los "locos" de la Cuenca.
  17. 17,0 17,1 Diálogo con Nepote Gran Nariz.
  18. Diálogo con Madanach.
  19. 19,0 19,1 Diálogo con Cedran.
  20. 20,0 20,1 20,2 El oso de Markarth.
  21. 21,0 21,1 21,2 21,3 21,4 Diálogo con Igmund.
  22. Diálogo de Braig.
  23. Diálogo de Alvor.
  24. 24,0 24,1 Diálogo con Thonar Sangre Argéntea.
  25. 25,0 25,1 Diálogo de Eltrys.
  26. Diálogo de Ainethach.
  27. Diálogo de Pavo Atio.
  28. 28,0 28,1 Diálogo de la Guardia de Markarth, La conspiración de los Renegados.
  29. 29,0 29,1 29,2 Eventos de The Elder Scrolls V: Skyrim.
  30. 30,0 30,1 30,2 30,3 Una vida bárbara y brutal.
  31. Rito del Águila Roja.
  32. Clanes de la Cuenca: Una guía.
  33. Diálogo de Yngvar el Cantor.
  34. Bestiario de Herbane: Brujas cuervo.
  35. 35,0 35,1 Sobre la naturaleza de los nativos de la Cuenca.
  36. El corazón de Dibella.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.