FANDOM


Herramientas Este artículo tiene un problema de formato o presentación. Ayuda a Elder Scrolls arreglándolo.
Motivo: Faltan enlaces, traducir un poco mejor y quizás añadir algo de info y más frases.

Sheogorath es el príncipe daédrico de la locura, los artistas y los ausentes. Su reino es conocido como las Islas Temblorosas, el cual se encuentra dividido en dos mitades: Manía y Demencia.

DescripciónEditar

En un pasado remoto Sheogorath no existía. En su lugar, había otro príncipe daedra totalmente opuesto a la naturaleza de Shegorath, Jyggalag, el príncipe daedra del orden y la lógica.

Jyggalag era uno de los príncipes daédricos más poderosos, causando así los celos de los demás príncipes daédricos. La influencia de su poder era tan grande, que los demás príncipes decidieron unirse y condenarlo a vivir como Sheogorath, la encarnación de todo lo que Jyggalag más odiaba: la locura, el desorden y lo irracional.

Al final de cada era Jyggalag vuelve a tomar su forma mientras que Sheogorath desaparece en el proceso. Durante este periodo de tiempo, el reino de Sheogorath es atacado y devastado por la Marcha Gris, el ejército de Jyggalag. El evento es conocido como el Avance Sombrío. Una vez pasa este evento, Jyggalag desaparece, dando lugar a Sheogorath de nuevo, quien no recuerda nada de lo ocurrido; lo que le obliga a empezar de nuevo.

Sheogorath había buscado diversas formas de acabar de una vez por todas con ese ciclo de destrucción y construcción, pero ninguna de ellas ha funcionado. Como última opción, Sheogorath tuvo la idea de convocar a un campeón para que derrotase a Jyggalag, y que el campeón se hiciese con todo el reino de las Islas Temblorosas. Este último convertiría al campeón en el nuevo Sheogorath, evitando así que el ciclo se repitiese.

Sheogorath

Sheogorath durante sus vacaciones en la mente de Pelagio.

Personalidad y rasgosEditar

Sheogorath disfruta de llevar a los mortales a la locura o hacerles hacer cosas que pueden ser consideradas triviales o tontas. Es totalmente impredecible y a menudo hace comentarios sin sentido o socialmente inaceptables. Tiene una obsesión respecto al queso, la cual se muestra en la expansión de Oblivion, Shivering Isles.

Su actitud refleja la locura que gobierna su reino. También esparce la locura de su reino por Nirn para su placer y disfrute.

Su acento es una mezcla exagerada de los acentos irlandés y escocés.

InvocaciónEditar

Su día de invocación es el 2 de amanecer, aunque puede ser invocado otro día cualquiera siempre y cuando haya una tormenta o llueva. Se le puede convocar con una ofrenda de pieles (de osos y de lobos) y de hilos, lechugas y gemas de alma en alguno de sus santuarios dispersos por Nirn.

HistoriaEditar

Durante la Guerra de la Alianza, Sheogorath aparece en la búsqueda del Gremio de Magos de algunos libros que contienen conocimiento perdido desde mucho tiempo antes. Entonces, el espíritu del archimago Shalidor se enfrentó a Sheogorath por dicho motivo, pero contaba con la ayuda del Vestigio y algunos otros valiosos magos del gremio. Finalmente consiguieron recuperar los libros y establecer de nuevo una sede en la isla de Eyevea.

Alrededor del 401 TE, el Agente lo invocó en la Bahía de Iliac. Allí le encomendó acabar con un mago de batalla, y después con un sectario suyo, del cual pudo conseguir el Wabbajack una vez muerto.

En el 417 TE le encargó al Nerevarino que matara un netch macho con el Tenedor de la Horripilación, lo cual hizo, consiguiendo la Lanza de Amarga Compasión como recompensa.

Para finales de la Tercera Era, durante la Crisis de Oblivion, apareció en medio de Cyrodiil un portal a las Islas Temblorosas. Había sido creado por Sheogorath, que ante el inminente Avance Sombrío estaba buscando ayuda en algún campeón mortal. El Héroe de Kvatch acudió en su ayuda y derrotó a Jyggalag, tras lo cual se convirtió en el siguiente Sheogorath. Poco después, un dunmer llamado Talym Rend entró en el mismo portal buscando venganza por la locura de su hijo. Allí, en las Islas Temblorosas, se enfrentó a Sheogorath y consiguió derrotarle después de usar la Espada de Jyggalag, liberándose así de la maldición que sufría.

En el 201 CE, el Dovahkiin entró en la mente del antiguo emperador Pelagio el Loco, donde se encontró con Sheogorath, quien estaba de vacaciones por allí. Allí, ayudó a lidiar con el origen de la locura de Pelagio, guiado por Sheogorath. Una vez lo hizo, éste fue recompensado por el Wabbajack, para después salir de la mente y continuar con su periplo.

ArtefactosEditar

De lo que sabe el plano mortal actualmente, Sheogorath tiene 5 artefactos daédricos conocidos.

El más famoso es el bastón Wabbajack, que tiene un efecto impredecible, como convertir a un enemigo en una criatura aleatoria, curarlo o matarlo. Este artefacto puede ser encontrado y obtenido en Daggerfall, Morrowind, Oblivion y Skyrim, después de completar sus respectivas misiones. Además, aparece en Online como objeto de misión durante la trama del Gremio de Magos.

El segundo artefacto es conocido como Gambolpuddy. Tiene forma de guante, y refuerza la mitad de los atributos de su portador. Puede ser encontrado en Morrowind.

Otro de ellos es el Tenedor de la Horripilación, que funciona como una macabra broma que Sheogorath hace a algún mortal seleccionado. Tiene como atributo el drenar la magia de su respectivo portador, y con en ese estado Sheogorath le obligará a matar a alguna bestia del mundo. Puede ser encontrado en Morrowind y Oblivion.

El cuarto artefacto es la Lanza de la Amarga Compasión, de la cual no se tiene mucha información. Puede ser encontrada en Morrowind.

Por último está el Bastón de Everscamp, que tiene como habilidad especial invocar 4 diablillos que seguirán y molestarán a su portador; si el jugador trata de matar a uno de ellos, otro reemplazará inmediatamente su lugar. Esto solo puede ser evitado entregándole el bastón a otra persona o llevándolo a la ermita de Sheogorath y dejarlo en el altar.

Por juegoEditar

GaleríaEditar

CitasEditar

OblivionEditar

  • Vaya, mira quién está aquí. ¡Tú! ¿Qué te parece?
  • Yo no pregunto, yo afirmo. ¿Recuerdas que éste es mi reino? Es mi creación, es mi lugar y son mis reglas.
  • Estoy tan contento que podría sacarte los intestinos y estrangularte con ellos.
  • Los daedra son la personificación del cambio. Del cambio y de la permanencia. No soy diferente, excepto en las cosas en las que sí lo soy.
  • Probablemente ya lo habrás imaginado. Esperemos, porque si no vamos a tener problemas y entonces es cuando te sacaré los intestinos y saltaré a la comba con ellos.
  • Ahora ponte en marcha antes de que cambie de idea, o de que mis ideas me cambien.
  • [Sobre Nueva Sheoth] Ah Nueva Sheoth, siempre mi hogar. La ubicación actual es mejor que las anteriores, ¿no crees?
  • [Sobre Sheogorath] ¿Hablas conmigo? Yo soy él y él es yo, y otros al mismo tiempo. O al menos eran, ¿no?
  • [Sobre las Islas Temblorosas] ¡Ah, las islas! Un lugar maravilloso, salvo cuando se vuelve horrible... Entonces es horriblemente maravilloso. Es fantástico para un ratito o para toda la eternidad.
  • [Sobre el Avance Sombrío] ¿Así que eres un curioso? Ya sabes lo que le pasa a los curiosos, ¿no? Mató al intrépido aventurero que debía estar haciendo exactamente lo que yo le indicaba en todo momento. Vas a detener al Avance Sombrío transformándote en mí. O bueno, una versión de mí. Serás poderoso... lo suficiente como para detener a Jyggalag.
  • [Sobre Jyggalag] El príncipe daédrico del orden. ¿O era de otra cosa? No, no, del orden, aunque en el sentido más tétrico, anodino y tedioso de la palabra. Digamos que no admira mucho mi trabajo, te lo puedo asegurar. Es más, lo odia tanto como me odia a mí. Es de ideas fijas, no sé si me entiendes.
  • [Sobre Jyggalag] Otro príncipe daédrico no muy agradable. De hecho, no creo que cuente con el aprecio de ninguno de los otros príncipes. Vamos, que Malacath tiene más éxito en las fiestas. Y eso que no tiene éxito alguno.
  • [Sobre los obeliscos] Siempre han estado aquí aunque éste no sea su lugar, no sé si me entiendes. Durante el Avance Sombrío, verás a los caballeros del orden a su alrededor, atraídos como moscas por un panal de miel... o por carne pútrida. ¿Alguna vez te has cuestionado los dispares gustos de las moscas? Es mejor no pensar en ello.
  • [Sobre la Gran antorcha] La gran antorcha brilla resplandeciente sobre Nueva Sheoth, un rayo de esperanza para los ciudadanos. ¡Salvo que no lo hace! Se ha apagado. Ocurre cada vez que comienza el Avance Sombrío, como ahora. Hace que todos mis súbditos estén inquietos, tensos y desarrollen un ansia homicida. Al menos algunos. Debemos encender de nuevo la antorcha, antes de que ese lugar se venga abajo.
  • ¡Estupendo! Es hora de celebrarlo... ¡Queso para todos! Espera, olvida lo que he dicho. Si no te gusta el queso, no podrás disfrutarlo, ¿no es así? Has recorrido un laberinto como haría un buen ratoncillo, pero todavía no recibirás el queso como recompensa. Bueno, tal vez un trocito...
  • Detendrás el Avance Sombrío, alterando el curso de los acontecimientos, rompiendo el ciclo. Vamos a cambiar las cosas. No... esta vez las cosas serán distintas. Serás mi campeón. Te harás poderoso. Crecerás para convertirte en mí. Príncipe de Locura, un nuevo Sheogorath. O morirás en el intento. Eso me encanta de ti.
  • ¡Estoy ocupado! No sé muy bien qué cenar. Me encanta comer. Es uno de mis placeres preferidos. Habla con Haskill si necesitas más información. Es más listo que una tarta de cerebros. Vaya tarta de cerebros. ¡Será perfecto! ¿Te gustaría hacer una donación?
  • ¿Y la Periferia? Estaba en lo cierto. Puedo sentirlo en los huesos, en los pequeñitos. El Avance Sombrío ha arrasado la Periferia y el orden está reuniendo allí a sus soldados. Odio que los malos se congreguen en mi Periferia.
  • El cambio nos protegerá, es el alma de las islas. El cambio moverá montañas y generará oscilaciones.
  • ¡Gracias! Vuelve a vernos alguna vez o te arrancaré los ojos.
  • Ahora puedes irte. Vete. ¡Lárgate!
  • Hale, vete, fuera de aquí. Tengo cosas que hacer.

SkyrimEditar

  • ¿Te importa? Estoy ocupado haciendo el palito de pescado. ¡Es un estado mental muy delicado!
  • Pelagio pasó por aquí y mencionó que te odiaba. O yo mencioné que él te odiaba y él se mostró de acuerdo.
  • ¡Pero bueno! Pues muy bien, si vas a comportarte así... Quizás sea mejor que me vaya. ¡Buenos días, señor! ¡Buenos días, he dicho!
  • [Hablando con Pelagio] ¿Más té, querido Pelly? Eres demasiado duro contigo mismo, querido y homicidamente demente Pelagio. ¿Qué haría esta gente sin ti? ¿Cantar? ¿Bailar? ¿Sonreír? ¿Llegar a viejos? Eres el mejor Septim que haya reinado jamás. Bueno, exceptuando a aquel Martin; pero él se convirtió en un dios dragón y eso no es juego limpio...
  • Yo estuve allí durante ese asunto tan sórdido. ¡Una época maravillosa! Mariposas, sangre, un zorro, una cabeza decapitada... ¡Ah, y el queso! De morirse.
  • ¡Ja! Me encanta cuando los mortales saben que están siendo manipulados. Hace que todo sea infinitamente más interesante. ¿Quieres echar un vistazo alrededor? Esto no es, me atrevo a decir, el jardín botánico de Soledad. ¿Tienes idea de dónde estás? ¿De por qué estás aquí en realidad? Te doy la bienvenida a la mente engañosamente verde del emperador Pelagio III. ¡Eso es! Estás dentro de la cabeza de un monarca muerto, homicida y maníaco.
  • ¿De veeeeeerdad? Ooh, ooh, ¿qué clase de mensaje? ¿Una canción? ¿Una invocación? ¡Espera, ya lo sé! ¡Una amenaza de muerte escrita en la espalda de una concubina argoniana! Esas son mis favoritas. ¿Y bien? Escúpelo, mortal. ¡No dispongo de una eternidad! En realidad... sí que dispongo de ella. Es una pequeña broma. Ahora en serio. ¿Cuál es el mensaje?
  • ¿De veras? ¿Quién? ¡Espera! ¡No me lo digas! ¡Quiero adivinarlo! ¿Ha sido Molag? No, no... El pequeño Tim, ¿el hijo del fabricante de juguetes? ¿El fantasma del rey Lysando? O ha sido... ¡Sí! Stanley, esa uva parlante de Muralla del Paso. Me equivoco del todo, ¿verdad? ¡Ja! ¡No importa! De verdad, no quiero saberlo. ¿Para qué arruinar la sorpresa?
  • Soy parte de ti, pequeño mortal. Soy una sombra de tu inconsciente, una mancha en tu frágil psique. Me conoces. Sencillamente, no lo sabes. Sheogorath, príncipe daédrico de la locura. A tu servicio.
  • Bueno, sé lo que piensas. ¿Puedo confiar aún en mis espadas y hechizos, en mi discreción y todas esas tonterías? Claro, claro. O... podrías usar... ¡El Wabbajack! ¿Eh? ¿Eh? No lo has visto venir, ¿verdad?
  • [Primera prueba de Pelagio] Oh, buena elección. Buena para mí, al menos. Me parece muy divertido que todo el mundo intente atraparme. A ti te lo parecerá... menos. Mira, la madre de Pelagio era... bueno... digamos que "única". Aunque, supongo que, a fin de cuentas, era bastante aceptable para ser una Septim. Esa mujer manejaba el miedo como un cuchillo de carnicero. ¿O manejaba un cuchillo de carnicero que daba miedo? Nunca lo he tenido muy claro... Oh, pero educó bien a su hijo. Desde muy pequeño, Pelagio aprendió que el peligro podía venir de cualquier lado. En cualquier momento. De manos de... cualquiera.
  • [Segunda prueba de Pelagio] Has bajado por la senda de los sueños. Por desgracia para ti, Pelagio sufrió pesadillas desde muy joven. Solo necesitas encontrar algo que despierte al pobre Pelagio. Verás que sus miedos son fáciles de repeler... aunque son persistentes.
  • [Tercera prueba de Pelagio] Ah, esta es una senda triste. Pelagio odiaba y temía muchas cosas: asesinos, perros salvajes, muertos vivientes, el pan integral... Pero era a sí mismo a quien odiaba más profunda e intensamente. Aquí se pueden ver perfectamente los ataques que se infligía. Siempre contra las partes más débiles de su frágil ego. ¡La aversión a sí mismo aumenta la cólera de Pelagio! Ah, pero su confianza empequeñecerá con cada golpe. Debes poner las dos en equilibrio.
  • [Tras curar la mente de Pelagio] Mmmmm... "Arreglado" es un término tan subjetivo. Creo que "tratado" es mucho más apropiado, ¿no estás de acuerdo? Como se hace con un sarpullido o un flechazo en la cara. Ah, pero no importa. A pesar de ser mortal y cruel, has tenido éxito y has sobrevivido. No tengo más remedio que cumplir con mi parte del trato. ¡Felicidades! ¡Ahora puedes irte! Se... me conoce por mis cambios de opinión. Así que... vete. De verdad.
  • Bueno, supongo que hay que volver a las Islas Temblorosas. Los líos en los que se puede meter Haskill mientras no estoy allí le dejan a uno sencillamente pasmado... Asegurémonos de que no me olvido de nada. ¿Ropa? Comprobado. ¿Barba? Comprobada. ¿Equipaje? ¡El equipaje! ¿Dónde lo habré dejado?
  • Y en cuanto a ti, mi secuaz mortal... Puedes quedarte con el Wabbajack. Como símbolo de mi... Bah, tan solo quédate con ese maldito trasto. Cuídate. Y si alguna vez vuelves por Nueva Sheoth, búscame. Podríamos compartir una tarta de fresas. ¡Ta-channn!

CuriosidadesEditar

  • En Skyrim, mediante coc qasmoke, se puede conseguir su atuendo. Eso sí: se verá en primera persona como las ropas buenas de color verde.
  • También, mediante el mismo método, se pueden conseguir sus botas.
  • Como dice el libro Mitos de Sheogorath, se dice que éste último inventó la música. Cuenta que Sheogorath viajó al plano mortal, utilizando un disfraz, cuando éste era muy primitivo. Decía que la vida de los humanos era muy aburrida. Una vez, una joven cerca de él dijo que El sonido de los pájaros es tan hermoso, así que Sheogorath la desgarró. Con sus tendones, fabricó laúdes. Con su cráneo y los huesos de sus brazos, fabricó un tambor. Luego, utilizó los demás huesos para fabricar flautas. Ofreció estos regalos a los mortales, y así es cómo nació la música.
  • Durante los eventos ocurridos en Shivering Isles, el Héroe de Kvatch es convertido en el nuevo Sheogorath.
  • Tiene una obsesión hacia el queso, cosa que se nos revela en Oblivion (con una mención en Skyrim.)
  • Es el personaje con más nivel en Oblivion.
  • Si el jugador llega a atacarle, éste dirá No debiste hacerlo, junto a Disfruta de las vistas. Después, el jugador será teletrasportado hacia el cielo de las Islas Temblorosas, desde donde caerá hacia su muerte.
  • La cabeza del Wabbajack tiene la forma de las Puertas de la Locura.

AparicionesEditar

Comienza un tema Hilos del foro sobre Sheogorath

  • ¿Que pasa con el Sangre de Dragón después de TESV?

    30 mensajes
    • Bueno. Me parece que está buena, pero omite parte de la mitología. Según la mitología del TES, Akatosh y Alduin podrían ser lo mismo. ...
    • Mi teoría sobre el sangre de dragón en el posible futuro TES es que solamente se le recordará como pasó con el Nerevarine en Skyrim, a base...
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.