FANDOM


Torneo-TES

Saludos de nuevo. Los días van pasando, y el torneo de deidades de The Elder Scrolls ya va acercándose a su fin. En este caso, iniciamos las semifinales de los Daedra, con tan sólo cuatro dioses supervivientes en este maratón de enfrentamientos. Recordad, cuando termine por erigirse el mejor de ellos, deberá enfrentarse al mejor Aedra: Akatosh; en el apasionante duelo final entre las dos facciones.

Como hemos dicho, con esta entrada iniciaremos las semifinales, con unas votaciones que arrancan hoy y finalizarán el próximo 29 de abril. No obstante, antes es momento de ver los resultados de los combates.

Resultados de los combates

Las dos combatientes decidieron que el ejército que triunfara, determinaría a la ganadora. Nocturnal, con 10.000 soldados que logró sobornar o engañar para su batalla. Azura, quien decidió convocar solo 500 soldados.

El combate comenzó, y el ejército de Nocturnal avanzó haciendo temblar la tierra a su paso; el ejército de Azura ni se movió. Nocturnal había favorecido con armas y armaduras a su ejército. Al llegar el primer soldado al choque de armas, fue esquivado con mucha simpleza y atravesado por una espada en su espalda. Así fue como el ejército inicial de Nocturnal, de 10mil hombres, ahora solo era un puñado de casi 500; por otra parte, el ejército de Azura no sufrió corte ni derramó sangre, ningún hombre cayó.

Cuando Nocturnal vió su final inminente, decidió utilizar su influencia en la suerte para favorecer a sus hombres, pero nada cambió, y sus hombres terminaron de ser derrotados. Al final, Nocturnal comprendió la razón de su derrota, y esta es que la suerte no puede triunfar sobre la certeza del futuro. Así se levantó victoriosa Azura, quién solo dotó a 500 soldados con la capacidad de ver el futuro cercano, venciendo a 10mil.

Franja Skyrim

Utilizando la misma estrategia de la última vez, Boethiah decidió convocar ejércitos de Mer y Humanos; también convenció al grupo La Mano de Plata, para que dotara a su ejército de armas de plata, por si Molag Bal convocaba no muertos. Al ver esto Molag Bal rió, convocó un solo vampiro y a unos miles de campesinos que tenían miedo de morir, pero no tuvieron elección.

Boethiah avanzó con su ejército contra su oponente, confiando en su victoria. Molag Bal realizó un movimiento de su mano, y todos los campesinos explotaron en ese mismo lugar, dejando sus sesos y sangre por toda la zona. Entonces el vampiro se alimentó de toda la sangre de los caídos y se fortaleció aún más. Ahora la batalla era de miles contra 1, de armas contra no muertos contra un no muerto. Pero nadie habría supuesto el final.

El vampiro había vencido a casi todo el ejército de Boethiah sin caer, y toda herida recibida se le curaba al instante. Cuando ya casi ni quedaban hombres de Boethiah, decidió lanzarse a vencer al vampiro en persona. Boethiah lo atravesó con su espada en el pecho, pero el vampiro no murió, y usó esta oportunidad para cortar atravesar el pecho de su oponente. Boethiah cayó sin entender nada. Antes de terminar con todo, Molag Bal se acercó a su oponente caído y dijo: Tu piedad te ha condenado. Tu única maldad fue convocar a estos soldados contra mi, pero no conoces el mal; yo he sacrificado a estos campesinos en tu presencia, pero en mi Plano han habido más sacrificios de los que no sabías, y así di tantas vidas a este vampiro como fueran necesarias.

Antes de terminar, miró con despreció y le cortó la cabeza a Boethiah. Luego asesinó al vampiro, ya que no le servía más, declarando su victoria y supremacía.

Franja Skyrim

Hircine decidió convocar a los hombres bestia y cazadores, de su Plano. Realmente ella no supo con qué atacar a su oponente, al verlo bailando en la lejanía. Ella decidió unirse a la batalla y avanzó hacia su enemigo. Sheogorath, mientras danzaba y tarareaba una melodía que nadie recuerda, convocó su Wabbajack. Cuando el primero hombre lobo se lanzó hacia el, recibió el disparo del Wabbajack, convirtiéndose en un bollo de canela.

La batalla fue algo penosa, ya que todos los cazadores y bestias de Hircine fueron convertidos en objetos, comida, etc., hasta convirtió a algunos hombres lobo en tapados de piel. Hircine estaba muy molesta por esto, pero ella era inmune a ese bastón, así que se lanzó con su espada en mano. Pero antes de llegar hasta su oponente, aparecieron unos diablillos, y cada vez que vencía a uno salía otro. Sheogorath tomó una espada del suelo y atravesó a Hircine.

Entonces fue derrotada por su ira, por olvidar que en la batalla no deben haber emociones, aunque parece que la locura es algo válido en la batalla. Sheogorath se levantó victorioso, mientras hacía llover dedos de humanos y volvía a danzar aquella melodía.

Franja Skyrim

Mehrunes Dagon convocó a sus ejércitos, famosos por casi entrar en Tamriel, sus mejores soldados. Hermaeus Mora tomó una forma humanoide y no convocó nada. Dagon se sintió despreciado por el actuar de su oponente, así que avanzó con sus ejércitos sin dudarlo. Los magos del ejército de Dagon habían maldecido el terreno, para que no pudiera ser manipulado por Hermaeus Mora, como en la anterior batalla de este.

Cuando ya los ejércitos de Dagon estaban a mitad de camino, Hermaeus Mora abrió portales oscuros detrás de él; al principio salieron algunos Dragones. Dagon ya estaba preparado, y destruyó a los Dragones, aunque perdió algunos hombres. Hermaeus Mora convocó entonces todo tipo de armas, desde espadas, martillos, mazas, hachas, etc., las cuales fueron lanzadas contra el ejército de Dagon y cayó así la primer mitad de las tropas. El combate siguió, y el único capaz de evitar todos los ataques fue Dagon, pero su ejército seguía cayendo.

Por último, Hermaeus Mora convocó a todos los soldados de Dagon destruídos por Ayleid y por la crisis de Oblivion, todas las almas perdidas que no regresaron a Oblivion fueron convocadas. Dagon tuvo que observar caer a su ejército por sus antiguos soldados, y como el señor del Cambio decidió pelear singularmente en vez de con tropas.

Hermaeus Mora tomó su forma de tentáculos y esperó. Dagon avanzó con su mandoble, sorprendido de no recibir ataques de su oponente. Justo antes de realizar su ataque, Hermaeus Mora le clavó en el pecho las Herramientas de Kagrenac, creadas por los Dwemer, y Dagon cayó derrotado al suelo. Hermaeus Mora le explicó, antes que Dagon perdiera sus fuerzas, que las herramientas de Kagrenac, creadas por los Dwemer, son capaces de controlar el corazón de un Aedra, por lo que pueden vencer a un daedra sin fallar. Así se levantó victorioso Hermaeus Mora, demostrando que el conocimiento es el triunfo sobre la fuerza.

Semifinales

¿Cuál es tu personaje favorito?
 
23
 
42
 

La encuesta fue creada el 22:16 25 abr 2014, y hasta ahora 65 personas votaron.
¿Cuál es tu personaje favorito?
 
36
 
37
 

La encuesta fue creada el 22:16 25 abr 2014, y hasta ahora 73 personas votaron.


Daedra semifinales
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.